Regionales | Obras e Infraestructura | acueducto | Departamento Roque Sáenz Peña

La obra del Acueducto Ganadero en Sáenz Peña entra en etapa final

Técnicos de la Secretaría de Recursos Hídricos y Gasífera del Ministerio de Bioagroindustria de la Provincia, junto con los productores integrantes del Consorcio de Administración del acueducto, realizaron una inspección en la infraestructura

La obra del Acueducto Ganadero en el Departamento Sáenz Peña entra en su etapa final, marcando un hito en la provisión de agua de calidad para los productores de la región. Este ambicioso proyecto abarca la zona de los parajes La Providencia, La Ramada y Santa Ana, cercanos a las localidades de Laboulaye y General Levalle.

Días atrás, técnicos de la Secretaría de Recursos Hídricos y Gasífera del Ministerio de Bioagroindustria de la Provincia, junto con productores integrantes del Consorcio de Administración del acueducto, realizaron una inspección in situ de la infraestructura.

Se realizaron distintas pruebas en la obra para verificar el funcionamiento de las lagunas de alimentación y la estación de bombeo.

Durante la visita, se llevaron a cabo distintas pruebas para verificar el funcionamiento de las lagunas de alimentación y la estación de bombeo, además de discutir detalles de programación y trabajos a futuro.

El proyecto, financiado por el Banco Mundial, representa una inversión crucial para la región. Permitirá distribuir agua de calidad a campos ganaderos, donde actualmente el acceso al recurso es limitado. Los beneficiarios directos son 128 pequeños productores, que operan en una zona que cubre unas 50.000 hectáreas.

La obra se extiende entre las zonas rurales cercanas a las localidades de Laboulaye y General Levalle, con la toma de agua en el ingreso a Riobamba, sobre el canal Levalle o Santa Catalina. Cabe recalcar que la infraestructura facilitará el acceso a agua para consumo animal en terrenos con suelos salinos, lo que abrirá la posibilidad de incrementar tanto la carga animal como la producción.

Además, el acueducto mejorará la gestión de riesgos agropecuarios, aumentando la productividad del sector ganadero. Esto no solo abastecerá los mercados locales y externos, sino que también asegurará la competitividad de las empresas productoras.

Con la disponibilidad de agua apta para consumo animal, las proyecciones indican que los productores ganaderos de la zona podrán duplicar la cantidad de cabezas de ganado, incluso en campos dominados por una fuerte presencia de salinidad.