Arquitectura | oficinas | espacio | edificio

Un edificio "permeable" de solo 4 metros de frente

Un complejo en altura con espacios para oficinas se proyecta a lo largo de 40 metros de extensión. Una planta baja libre que remata en un espacio verde, circulaciones abiertas y hasta una plazoleta en el segundo nivel, generan vacíos que aportan fluidez al conjunto. ¿Cómo se resolvió?

Cuatro metros de frente para albergar un complejo de oficinas en altura. ¿Cómo nos imaginaríamos frente a un edificio así, sin que nos devuelva la sensación de compacto?

Ése fue el desafío que aceptó el arquitecto Jorge Márquez y sobre el cual le dio forma a un proyecto donde la permeabilidad y la fluidez adquieren especial protagonismo.

014B.jpg

El angosto terreno situado sobre calle Roma tiene 40 metros de extensión y en el corazón de manzana se ensancha un poco más para desde allí tener salida hacia calle Estrada, en donde a futuro está previsto desarrollar un espacio habitacional manteniendo un mismo lenguaje arquitectónico.

Pero volvamos al desafío inicial. La firma local Guiar Constructora encargó al titular de Márquez Arquitectura el desarrollo de un edificio en altura destinado a albergar un conjunto de oficinas para un único fin, es decir, para alojar la administración de una empresa, por ejemplo.

020B.jpg

“La premisa fundamental en este proyecto fue la concepción de una especialidad fluida, abierta y descomprimida en sus ámbitos de uso común, en su plaza, en sus terrazas y en sus circulaciones”, explica el arquitecto.

La primera decisión fue plantear una planta baja totalmente despejada y abierta que comunique la calle con el corazón de manzana, en donde se situará un espacio verde que en el futuro articulará ambos complejos administrativos.

006.jpg

“El proyecto se plantea en módulos de oficinas desplazados, tanto vertical como horizontalmente, generando así espacios con diferentes escalas y alturas. El desafío fue buscar la forma de lograr tener oficinas con una arquitectura bien iluminada donde la espacialidad no se viera aprisionada”, describe Márquez.

En ese marco, hubo un minucioso planteo en lo que respecta a ventilaciones cruzadas, iluminación natural y asoleamiento, de forma tal de generar espacios que aporten esa permeabilidad buscada al conjunto.

WhatsApp Image 2021-04-21 at 09.38.43.jpg

El protagonismo del “verde”

“Otra premisa fundamental era la incorporación del ‘verde’ (vegetación). Y es en esa idea de desfasaje que se genera un nivel en el segundo piso, en lo que constituye el centro del emprendimiento, representado por un vacío de doble altura donde va a prevalecer lo que son espacios verdes. A la vez, se van a generar terrazas verdes que se irán abriendo hacia la medianera”, señala.

En el caso del edificio en cuestión, la premisa de diseño constituida por el hecho de no saturar el espacio implicó pensar cómo ganar en altura sin comprimirlo. En el caso del edificio en cuestión, la premisa de diseño constituida por el hecho de no saturar el espacio implicó pensar cómo ganar en altura sin comprimirlo.

Las circulaciones también fueron planteadas de manera abierta con materiales que refuercen esa idea de liviandad y que a la vez no se constituyan un obstáculo para la visual.

015B.jpg

“Se busca crear una atmósfera interior fortalecida por la relación del usuario con los materiales y texturas, por las terrazas verdes, los árboles (aposento de pájaros), plantas y aromas, combinados con el aire y el sol.

En resumen, se intenta aportar calidad en el ambiente para que el hombre lo habite generando un lugar de encuentro, de disfrute y permanencia”, resalta el arquitecto.

009.jpg

Hormigón a la vista

Respecto del exterior, Márquez sostiene que se propuso el hormigón elaborado a la vista para que cumpla la función de estructura y envolvente principal del proyecto. A la vez, las fachadas se recubren con pieles de vidrio de piso a techo para reforzar esa sensación de liviandad y abrir paso a la luz natural para que recorra el interior del conjunto.

WhatsApp Image 2021-08-25 at 14.25.55.jpg

“Desde el interior de la manzana hacia la calle, la morfología en general es de líneas rectas, es decir, un edificio envuelto con dos grandes planos que son sus medianeras. Pero una de ellas culmina en la fachada de calle Roma con un gesto curvo a modo de manto en movimiento, aportando una suave y respetuosa tensión al espacio urbano de ‘la calle’”, expresa el profesional.

Esta idea de curvas se mantiene como un sello que el arquitecto imprime en cada una de sus obras en su propósito de constante búsqueda personal de nuevas formas de la arquitectura.

005.jpg

Ese “manto” es, de alguna manera, concebido como un “telón” que llega para romper con la linealidad que predomina en los diseños de la arquitectura contemporánea, con miras hacia un nuevo ciclo en materia de tendencias.

“En el caso del edificio en cuestión, la premisa de diseño constituida por el hecho de no saturar el espacio implicó pensar cómo ganar en altura sin comprimirlo. Significó pensar lo que podía pasar ahí adentro, con todo lo que representa la iluminación natural, la ventilación cruzada y el asoleamiento”, comenta Márquez.

WhatsApp Image 2021-08-25 at 12.31.25.jpg

Para concluir: “Esto va de la mano con muchos otros proyectos que creo están relacionados con esa búsqueda personal, es decir, de encontrar la manera de generar otros modos de proyectar, de construir e incluso de habitar, sin la necesidad de saturar y buscando un equilibrio entre lo funcional, lo estético y lo morfológico”.

Javier Borghi