Regionales | Pablo Musse | Huinca Renancó |

Piden juicio a cuatro personas por el caso del padre que no pudo entrar a Córdoba a despedir su hija

El fiscal Marcelo Saragusti solicitó la elevación a juicio de dos médicos, una trabajadora social y un policía por impedir el paso de Pablo Musse a la provincia, antes de que su hija Solange falleciera de cáncer

Un fiscal de la localidad de Huinca Renancó pidió hoy enviar a juicio a dos médicos, una trabajadora social y un policía por impedir el paso de Pablo Musse a la provincia, antes de que su hija Solange falleciera de cáncer en agosto de 2020, mientras regían restricciones de circulación por la pandemia de coronavirus.

A casi dos años del suceso, el fiscal de Huinca Renancó, Marcelo Saragusti, solicitó la elevación a juicio de los imputados que son el médico Eduardo Javier Andrada y la trabajadora Analía Morales (del ex COE, Centros de Operaciones de Emergencia), como probables coautores de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

También irán a juicio el cirujano Sergio José Alí, (del ex COE) como posible partícipe necesario de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes; y el suboficial Darío Javier Mansilla, como supuesto autor de omisión de los deberes del oficio, según confirmó el sitio La Voz.

Pablo Musse intentaba entrar a Córdoba desde La Pampa, tras partir de su domicilio de Plottier, en Neuquén, y atravesar la provincia de Río Negro el 16 de agosto de 2020 para dar el último adiós a su hija, de 35 años, que padecía un cáncer terminal, y era tratada en la ciudad de Córdoba.

Presentó la documentación requerida para viajar, lo que incluía el pedido de circulación especial de alcance nacional junto con el de su cuñada, que los autorizaba a viajar desde Plottier, hasta la ciudad de Córdoba, y también el certificado de regreso a su casa.

Entre los requisitos que le solicitaban desde el COE, figuraba la realización de un hisopado negativo 48 horas antes del ingreso.

Debido a los dos testeos dudosos (y no positivos, como figura en el registro de guardia y como adujo la provincia en su momento) para Covid-19, los funcionarios habrían abusado de su autoridad al hacerlos regresar, escoltados por la Policía.

Ante la imposibilidad de poder despedirse de su hija, como sostuvo el abogado Carlos Nayi en su denuncia (en representación de los padres), se habría violado el Protocolo 48 (sobre la circulación de personas en territorio cordobés), porque el texto menciona que los que no residan en Córdoba podrán ingresar y transitar dentro de la provincia en casos de "fuerza mayor", como el fallecimiento de un familiar directo o la asistencia a familiares y a los adultos mayores.

El hombre vio a su hija Solange por última vez con vida en marzo de ese año antes del inicio de la pandemia de coronavirus.

Cuando Musse regresó a su hogar en Neuquén se realizó un nuevo hisopado, que dio negativo, y con una autorización de la Justicia Federal pudo llegar hasta Alta Gracia, a unos 20 kilómetros de la capital cordobesa, para despedir los restos de su hija.