Río Cuarto | padres | clases | Concejo Deliberante

Padres autoconvocados reclamaron por la vuelta a las clases presenciales

Lo hicieron con una protesta frente al Concejo Deliberante, en el acto de apertura de sesiones de este año. Hubo acciones similares en la ciudad de Córdoba. Quieren que las clases no se suspendan aun si se impone cuarentena.

El grupo de padres autoconvocados reclamó ayer por la presencialidad total de las clases, en contraposición a la modalidad mixta que prevé el gobierno provincial. Lo hicieron con una protesta frente al Concejo Deliberante, en el acto de apertura de las sesiones ordinarias, y también hubo manifestaciones en la ciudad de Córdoba. En este sentido, quieren que la educación sea declarada esencial, y que bajo ningún concepto sea alcanzada en el futuro por medidas restrictivas, como la suspensión del cursado.

Ruth Sassaroli, una de las referentes del colectivo de padres organizados, explicó que la idea de movilizarse frente al parlamento local fue para “pedir que la educación sea declarada esencial, y para que ninguna acción que se tome a futuro por la pandemia afecte el dictado de clases”.

En el mismo sentido, detalló que se trata de una serie de acciones coordinadas con grupos de toda la provincia, que tuvieron su epicentro en Córdoba capital, ayer, cuando el gobernador encabezaba el acto de apertura de sesiones en la Legislatura Unicameral.

“Nuestro trabajo es coordinado con el grupo provincial y federal. Y las acciones son conjuntas por el inicio del año legislativo. En Córdoba capital se concentraron en la Legislatura, y lo mismo se hizo por ejemplo en General Deheza, bajo distintas modalidades: caravanas en auto, aplausos y otras”, explicó Sassaroli, quien también es docente.

Contra la modalidad mixta

¿Qué postura tienen frente a la modalidad dual que anunció el ministro Grahovac para la vuelta a clases, que está prevista bajo la modalidad dual o mixta?

En diciembre, fui parte de la comitiva de padres que mantuvimos una reunión con el ministro de Educación en el Centro Cívico. Se le planteó entonces que una modalidad mixta es prácticamente imposible para la dinámica de una familia. Primero, desde el punto de vista del género, porque las mujeres fuimos las más afectadas durante todo este tiempo de pandemia. Nosotros nos preguntamos: ¿cómo van a hacer las familias que tienen más de un hijo en edad escolar, con la modalidad mixta, porque una semana le toca ir a la escuela a uno y la siguiente al otro? ¿Cómo se va a implementar en ciudades grandes, como la nuestra, donde dependemos del transporte público? ¿Cómo vamos a hacer los docentes: vamos a dar clases presenciales y después seguir con la virtualidad, utilizando nuestros recursos, como por ejemplo computadora, conexión a Internet y otros? Los anuncios no pasan de una respuesta demagógica a la presión de los padres.

Sobrecarga

En definitiva, ¿creen que la modalidad mixta va a sobrecargar más a los docentes?

Creo que sí. Soy docente y sabemos que en otros países las clases se filman y se transmiten en vivo, de modo tal que el cursado virtual y el presencial se dan en simultáneo. Lo que pasa es que nosotros los docentes no vemos una preparación en serio, para que todos tengamos una cámara y buena conexión a Internet, para que esa clase sea fluida. Y otro interrogante: ¿quién nos va a capacitar?.