Deportes | partido | jugadores | campeonato

Facundo Ponce: "Trabajamos para llegar al último partido con chances de ascender"

El DT de Los Incas de Achiras realizó un balance de lo sucedido hasta ahora en el torneo de Primera B y se mostró conforme

Los Incas de Achiras está tercero en la zona Campeonato del torneo de Primera B. En su última presentación alcanzó esa posición al golear como visitante, y alcanzarlo en la tabla a Renato Cesarini por 4 a 0. El director técnico Facundo Ponce realizó un balance de las trece fechas que llevan disputadas, se mostró conforme y dejó en claro que el objetivo con el que trabajan es llegar a la última fecha con chances de ascender.

Facundo Ponce asumió una fecha antes del inicio de la zona Campeonato en reemplazo de Julián Gutiérrez, quien en ese momento no pudo continuar en el cargo.

- ¿Qué balance hace de lo que va del proceso?

- El balance es muy positivo desde todos los aspectos. Más allá de que en el principio tuvimos algún altibajo, al mismo tiempo nos sirvió para terminar de conocer lo que es el club en sí y nos encontramos con que Los Incas es una gran familia, donde siempre nos apoyaron. Los jugadores están muy comprometidos, se respaldan entre ellos, nos respaldaron a nosotros y hay una comisión que hace un gran esfuerzo y trabaja mucho para que las cosas puedan salir de la mejor manera los domingos. Eso es lo más reconfortante con lo que nos encontramos en Achiras.

- ¿Cómo fue la adaptación del plantel a su idea táctica y forma de trabajar?

- La adaptación del plantel fue de mayor a menor. Por ahí se acentuó en los últimos partidos en cuanto a los resultados. Pero siempre hubo una muy buena adaptación en cuanto a la forma de trabajar y a las ideas que planteamos sobre la forma de jugar. Tácticamente nosotros somos un cuerpo técnico que plantea cosas simples. Hacemos foco en los distintos momentos del juego, en especial en los dos más importantes que son cuando tenemos la pelota y cuando no. Los jugadores saben que nosotros demandamos cierto compromiso al momento de perder la pelota y trabajamos a partir del orden. En ofensiva nosotros le damos muchas libertades, mucho lugar a la inspiración de los jugadores y obviamente trabajamos para que se generen esas situaciones. Desde ese lado nos hemos entendido muy bien.

- ¿El partido con Renato fue el mejor?, si es así ¿por qué, o hubo otro?

- Quizás sí fue el mejor. Tal vez más que nada por el contexto del partido, por lo importante que era. Fue un partido en el que nosotros nos jugábamos mucho. No solamente nos servía para darle alcance en la zona de clasificación, sino también por la forma en la que llegamos. Teníamos muchas bajas y como que fue el partido que coronó todo lo bien que veníamos haciendo en partidos anteriores, en lo que va de este torneo. Se dio que a las bajas tuvimos que suplirlas con muchos jugadores jóvenes y la verdad que es gratificante para nosotros el hecho de que ellos hayan respondido bien.

En otros partidos anteriores tuvimos ese nivel de juego y quizás, mejor también. Seguramente tuvimos mejores partidos, pero por el contexto en el que se dio Renato fue bisagra y sirvió para ratificar todo lo bien que venimos haciendo las cosas. Muchos jugadores jóvenes que están haciendo sus primeros partidos en primera. El equipo jugó con mucha seriedad, con autoridad y lo ganamos bien contra un rival directo. Generamos muchas situaciones de juego y fuimos efectivos, y por sobre todas las cosas no sufrimos en defensa que por en estos tipos de partidos se generan esas situaciones

- Si hoy tiene que destacar una virtud del equipo, ¿cuál es?

- Desde lo emocional destacaría el sentido de pertenencia, la humildad y el coraje con el que juegan estos jugadores. Somos una familia, y esos valores siempre están presentes. Desde lo futbolístico mucho se habla de la capacidad ofensiva que tenemos en nuestro equipo, pero también eso está sostenido gracias al trabajo de otros jugadores que quizás no lucen pero son muy importantes y que gracias a ellos nosotros podemos sostener el nivel. Pasando por el arco, la defensa y el medio campo que hacen un gran trabajo para sostener todo lo bueno que hacemos arriba.

- Están en puesto de ascenso, ¿hay algún rival en especial en esta pelea?

- Nosotros pensamos partido a partido. Hace un tiempo nos pusimos la meta de que el próximo partido es el más importante. Hoy por hoy el rival de turno va a ser Santa Paula y estamos trabajando para llegar de la mejor forma posible a ese reinicio. Después de Santa Paula seguirá el próximo rival y así partido a partido.

- ¿El hecho de todavía tener que enfrentar a los que están arriba es el incentivo?

- Obviamente saber que tenemos que jugar con los dos de arriba nos genera cierta motivación, al saber que les podemos dar alcance. Antes de eso tenemos muchos partidos y todos son importantes. Nosotros tenemos que ratificar este buen momento, todo este esfuerzo que hicimos para llegar a esta posición ganándole a Santa Paula, ese es nuestro principal objetivo.

- A esta altura del campeonato, en relación juego-posición en la tabla, ¿considera que están bien o hay algunos puntos que lamentar?

- Puedo decir que nuestra realidad se asemeja más a los partidos, al material y al juego que hemos hecho. Obviamente que uno tiene ese saber amargo de haber dejado puntos en el camino. Nosotros sabemos en cuáles partidos pecamos y en cuáles no, pero miramos para adelante. Tenemos un objetivo claro, que lo entendimos así, y queremos llegar al final del campeonato con chances de ascender, y por eso miramos para adelante. Dejamos puntos en el camino, algunos merecidos otros no, algunos por mérito del rival y otros no, pero no nos queda otra que mirar hacia adelante. Nosotros vamos a trabajar para llegar al fin del torneo con chances de ascender.

-¿Cómo es entrenar en tiempo de vacaciones?

- Entrenar en tiempo de vacaciones, en este nivel amateur, que los jugadores juegan a pulmón, es muy complicado y analizándolo desde los dos sentidos. Nos pasa que tenemos jugadores que tienen la chance de irse de vacaciones, como están también los que terminaron el año trabajando con un nivel muy alto, no solo en lo futbolístico sino también en lo laboral e inician el año trabajando. No tuvieron un descanso. Es por eso que nosotros tratamos de acompañarlos, vamos de la mano con los jugadores. Hay plena confianza. Ellos entrenan el cien por ciento de las posibilidades que puedan entrenar, y cuando no, nosotros entendemos las circunstancias, las situaciones, porque de esto se trata. Es una situación atípica, algo que no estábamos acostumbrados. No es lo ideal en el fútbol. Quizás uno quisiera tenerlos siempre entrenando. También somos conscientes de la situación, de la demanda de los jugadores que tienen sus familias, que sufren ciertos desgastes emocionales. Fue un año muy complicado para todos en muchos sentidos. La mejor manera de sacarlo adelante y llegar al mejor punto, en óptimas condiciones al campeonato, es que sea de a dos. Que sea acompañado entre jugadores y cuerpo técnico para que las cargas sean las menores y emocionalmente lleguemos bien.