La Policía aprehendió ayer a un ciudadano de 21 años que trabaja como “trapito” en Banda Norte, luego de que agrediera verbalmente a los automovilistas que rechazaban su servicio de limpieza y produjera daños en los vehículos. Al llegar al lugar, uno de los agentes también fue golpeado por el mismo joven con un palo.

El joven fue aprehendido alrededor de las 12.20 de ayer en la esquina de la avenida Marcelo T. de Alvear y pasaje El Rastreador. Allí, luego de una breve persecución, efectivos de la Patrulla Preventiva apresaron al limpiavidrios, quien minutos antes había protagonizado disturbios en vía pública.

En rigor, había tenido cruces y agresiones verbales con varios conductores, en Marcelo T. de Alvear y Chile, la esquina donde estaba trabajando.

Según relataron automovilistas y vecinos del barrio, el problema surgió cuando el joven limpiavidrios parecía no aceptar el “no” de parte de los conductores. Según trascendió, insultaba y golpeó a ciertos vehículos en la zona de los guardabarros y paragolpes, aunque sin causar daños importantes.

La Policía intervino luego de advertir los disturbios por medio de una cámara de videovigilancia que funciona en el sector y minutos después llegaron policías motorizados. Al arribar al lugar, el joven le dio un golpe a uno de los efectivos, valiéndose de un palo que habitualmente utiliza para limpiar vidrios de los vehículos.

Los altercados no terminaron allí, porque continuaron al llegar a la Alcaidía de la Jefatura de Policía, donde permaneció por unas horas.