Río Cuarto | pedido | abogado | estado

La familia de Bauducco se opuso a la domiciliaria del asesino del riocuartense

A través de un recurso presentado por su abogado, Miguel Martínez, rechazaron el pedido de la defensa de Miguel Ángel Pérez, quien se encuentra en Bouwer cumpliendo perpetua por matar al joven durante la dictadura

A fines de la semana pasada se conoció el pedido del abogado defensor de Miguel Ángel Pérez, para que el asesino de Raúl “Paco” Bauducco continúe su condena en su domicilio de Cosquín. El letrado sostuvo que el cabo que fusiló al riocuartense durante la última dictadura en la UP1 de San Martín, en Córdoba, estaba mal de salud y debía acompañar a su esposa que tiene una grave enfermedad.

Cuando fueron informados los familiares de Bauducco, indicaron a través de su abogado, Miguel Martínez, que se opondrían al pedido. Esto se concretó con el documento que presentaron esta semana, donde además de rechazar lo solicitado por Pérez, exigen una pericia médica con especialistas para constatar su estado de salud.

El abogado de la familia de Bauducco solicitó que se rechace el pedido de domiciliaria de Pérez y que se realice una pericia médica de control.

Martínez, como querellante en la causa “Pérez, Miguel Ángel s/Legajo de ejecución penal”, indicó a las autoridades judiciales que se opone al traslado del condenado a su domicilio y señala: “Por las circunstancias esbozadas por la defensa del imputado Miguel Ángel Pérez, entiendo que debe denegarse la prisión domiciliaria solicitada oportunamente. Entendemos que las enfermedades que argumenta tener Miguel Ángel Pérez y en función del informe médico acompañado por el SPC, su estado de salud es bueno”.

Por otra parte, el abogado que acompañó a la familia del riocuartense en todas las etapas de la investigación, y que terminó con la condena a prisión perpetua de Pérez en la llamada “Causa Videla”, el juicio por los hechos vinculados a la UP1, dijo:“Además, se encuentra vacunado contra el Covid-19. Así, su permanencia en la cárcel no le impide recuperarse ni tratar adecuadamente sus dolencias”.

Bauducco, luego de ser secuestrado junto a su esposa, que estaba embarazada y luego daría a luz en el penal, fue llevado a la UP1. Más allá de los malos tratos a los que fue expuesto, como todos los detenidos, el 5 de julio de 1976 los sacaron al patio de recreo del penal y le ordenaron que se formaran en fila y se desnudaran para hacer la requisa.

Mientras los internos esperaban los controles, el cabo Pérez recorría la fila golpeando con su bastón de goma a todos.

A Bauducco lo golpeó fuerte en la cabeza hasta que se desmayó. Le ordenaba que se levantara, pero el estado físico de Bauducco no le permitía moverse. El represor consultó a su superior, el teniente Enrique Pedro Monez Ruiz, y éste, con un movimiento de cabeza autorizó a Pérez para que cumpliera con su amenaza y lo fusilara a quemarropa.

Días después, el 3er Cuerpo de Ejército en un comunicado publicado en el diario La Voz del Interior, indicó que “el interno subversivo Bauducco” habría intentado abalanzarse sobre el cabo Miguel Ángel Pérez a los fines de sustraerle el arma.

En el juicio de la causa “Videla”, el hecho fue más que probado, pues había decenas de testigos en el patio ese día, y Pérez fue condenado a prisión perpetua.

Pedido de domiciliaria

Ahora, a casi 11 años del fallo de la Justicia, el abogado de Pérez presentó el documento donde dice:“Solicito se le confiera la Prisión Domiciliaria al Sr. Miguel Ángel Pérez porque mi defendido es un interno adulto mayor enfermo que la privación de la libertad en establecimiento penitenciario le impide recuperarse y tratar sus dolencias”, sostuvo sobre el interno del penal de Bouwer desde octubre de 2007.

Mientras que sostiene sobre la edad:“Si bien mi defendido tiene 65 años creemos que por interpretación Pro Persona de la convención de adultos mayores debe ser incluido dentro este inciso”.

Por su parte, el abogado Martínez respondió con un análisis sobre este pedido. Indica en su oposición: “De ese modo se expresó la Fiscalía, cuando argumenta “que es un adulto mayor: el interno tiene menos de 70 años (art. 32, inc. “d”, ley citada). Tenencia de una persona con discapacidad a su cargo: el pedido es para cuidar a su esposa y la ley permite su concesión para las madres (art. 32, inc. “f”, ley aludida)”.

Y agrega:“En tal sentido, adhiero a las conclusiones de la Fiscalía y solicito la realización de una junta médica para verificar con exactitud el estado de salud de Miguel Ángel Pérez”.

Luego de proponer una serie de médicos especialistas que podrían hacer las pericias a Pérez, Martínez solicitó en el documento enviado a la Justicia federal cordobesa que “tenga por evacuada la vista ordenada por el tribunal”; “rechace el pedido de Miguel Ángel Pérez” y “realice la junta médica solicitada y tenga por ofrecido los peritos de control”.