Río Cuarto | personal | Hospital | terapia

Buscan reincorporar a los enfermeros que renunciaron del Hospital

La iniciativa surgió de la mesa de diálogo entre trabajadores y directivos. Gestionarán incentivos económicos y mejores condiciones. Hasta ahora, 28 empleados recientemente contratados abandonaron sus puestos.

Las autoridades del Hospital San Antonio de Padua buscarán reincorporar a los enfermeros que habían sido contratados recientemente y que habían renunciado. Fue en el marco de una reunión con el grupo de trabajadores autoconvocados de la terapia. Por medio de gestiones ante el Ministerio de Salud provincial, intentarán conseguir incentivos económicos y de condiciones laborales para atraer a los que ya habían ingresado pero se fueron. Vale aclarar que, en la coyuntura de la pandemia por el Covid-19, hay dificultades extra a la hora de reclutar personal.

En una reunión celebrada ayer por más de 2 horas, a la que los enfermeros calificaron como fructífera, ambas partes avanzaron en acuerdos para resolver los problemas de sobrecarga en la atención de pacientes Covid-19.

Participaron del encuentro el director, Carlos Pepe; la vicedirectora, Valeria Alaniz, los jefes de servicio y el personal de enfermería, puntualmente los de terapia intensiva.

Mejores condiciones

Adrián Rocha, uno de los referentes del grupo de los enfermeros autoconvocados, detalló que, ante el planteo de los trabajadores, la dirección del Hospital se comprometió a gestionar ante las autoridades de Salud de la Provincia la incorporación de personal.

En este sentido, precisó que la idea es que vuelvan los contratados más recientes, que habían renunciado a sus puestos. Para eso, apuntan a conseguir mejoras en el salario básico inicial y en las condiciones laborales. Sobre este último punto, destacó que se buscará reorganizar los servicios para evitar sobrecarga de tareas.

Por su parte, Sebastián González, otro de los enfermeros que participaron del encuentro, precisó que en estos días se reunirán con los jefes de enfermería, “para pedir que se agregue personal y que esté fijo en nuestros turnos, de manera que pueda ayudarnos y que no estemos desbordados. La idea es que nosotros podamos capacitar a los que ingresan al servicio de terapia intensiva”.

Otro de los compromisos es organizar mejor los servicios con las otras disciplinas, “porque muchas veces terminamos haciendo el trabajo de otros, y esto nos produce sobrecarga: desde kinesiología, trámites médicos, nutrición y otras”.

Licencias

Además, puntualizó que plantearon el atraso en el otorgamiento de licencias, que en algunos casos superan el año sin que los empleados las puedan tomar. “La dirección del Hospital manifestó que, si hay ingresos, darán las licencias sanitarias de una semana para descanso del personal”.

González destacó que hubo un buen diálogo con los directivos del centro sanitario, y los acuerdos para trabajar mancomunadamente.