Policiales | Playa del Carmen | Federico Mazzoni | México

Un detenido por el crimen del empresario cordobés en Playa del Carmen

La Justicia detuvo a un hombre como sospechoso de haber facilitado la moto náutica en la que escaparon los sicarios.

Un hombre fue detenido como sospechoso de haber proporcionado la moto náutica en la que escaparon los dos homicidas de Federico Mazzoni, el argentino asesinado a balazos cuando trabajaba como gerente general de un complejo gastronómico de la localidad balnearia mexicana Playa del Carmen, informó hoy una fuente judicial.

El fiscal general de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca Rosales, indicó anoche en el programa "Caminando Juntos", que se emite en dicho estado de México, que la investigación está "muy avanzada".

"Tenemos un detenido, que es el que proporciona y auxilia a estos sujetos con la moto náutica, ya se recuperó la moto también", afirmó el fiscal, quien acompañó al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín.

Ambos funcionarios destacaron el valor que tiene para este tipo de investigaciones del denominado "C5", el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano que depende del Gobierno de la Ciudad de México y que se encarga de reunir información a través del video monitoreo, la captación de llamadas telefónicas y las aplicaciones informáticas de inteligencia.

Mazzoni (47) gerenciaba el complejo "Mamita's Beach Club", situado en la calle 28 de Playa del Carmen, en la Riviera Maya, un centro turístico internacional.

Según Montes de Oca Rosales, el hecho ocurrió el martes pasado, alrededor de las 17.50, cuando "dos personas al establecimiento que se le aproximan a Federico y lo dirigen hacia al baño, donde lo privan de la vida con tres disparos".

"Ahí estos sujetos salen corriendo y se van hacia la playa, abordando una moto náutica y se retiran", explicó el fiscal que encabeza la investigación.

Asesinan a gerente de Mamitas Beach Club en Playa del Carmen - Las Noticias

Alertado de lo ocurrido, personal policial arribó a la escena del crimen y constataron que Mazzoni ya estaba muerto.

De acuerdo a los resultados de la autopsia, la víctima recibió tres disparos en la cabeza provenientes de dos armas de fuego calibre 9 milímetros.

Montes de Oca Rosales indicó "no existían denuncias previas ante la justicia por parte de Federico y del local", pero sí "tenían varias quejas" con algunas personas que merodeaban la zona.

"Ellos se venían quejando porque se habían establecido una suerte de 'camastros' de manera ilegal frente a este club de playa. Estos 'camastros' generalmente están vinculados a la venta de droga, y suelen radicarse en espacios públicos, los cuales son ocupados por estas personas", detalló.

A su vez, el investigador añadió: "Hemos tenido otros eventos similares donde grupos dedicados al narcomenudeo, por ganar espacios que son antagónicos, comienzan a entrar en disputas y terminan sucediendo este tipos de eventos en lugares cercanos a la playa".