Río Cuarto | precios | mercadería | poder

El sector tecnológico, estrangulado: hay faltantes en toda la cadena

A las complicaciones que ya había generado la pandemia, se suman ahora las demoras en el ingreso de insumos y productos. Además, existen aumentos de precios y eso provoca una contracción aun mayor de las compras.

El sector tecnológico está padeciendo de manera directa y profunda las complicaciones de la economía. Afectado por el freno a las importaciones y la suba de los precios, vive una situación de “estrangulamiento”, con faltantes en toda la cadena.

Jorge Babalfi, secretario de la Cámara Informática del Interior, relató que el momento es muy complejo y que, además, aun si ingresaran todos los insumos y productos que están escaseando, no habría mercado porque el poder adquisitivo de la gente y las empresas ha caído notablemente.

“Estamos muy complicados porque la totalidad de lo que maneja nuestro sector es importado. Toda la tecnología de la informática es importada. Entonces, más que en un cuello de botella estamos en un estrangulamiento. El año comenzó siendo complejo, con inconvenientes. Normalmente, por una cuestión estacional, a fin de año y en el primer mes no ingresa mercadería. Después arrancó la cuarentena en China y en marzo se sumó Argentina. Eso empezó a generar faltante de mercaderías y quiebre de stock. Después, se fue agravando por las restricciones al dólar y durante todo el año hemos tenido quiebres de stock y faltante de mercaderías”, manifestó Babalfi.

Agregó que esa situación provoca inconvenientes no sólo en el rubro sino en gran parte de los sectores de la actividad. “Es una rama que es transversal a todos: un médico usa computadoras, un periodista usa computadoras, un estudiante. Además, se sumaron el teletrabajo y la educación virtual. Eso nos enfrentó a una demanda que no hubo posibilidad de afrontar porque no hubo equipamiento. Hoy hay faltante absolutamente de todo. Estamos muy, muy complicados”, señaló el secretario de la Cámara Informática.

Babalfi detalló además que hay cada vez más inconvenientes para importar mercadería. Los ingresos automáticos, en gran parte, ahora requieren una autorización que, en muchas oportunidades, es rechazada, lo que obliga a iniciar de nuevo todo el proceso.

Con respecto a los precios, el empresario señaló que el rubro se maneja con el dólar oficial pero que, por varios factores, hubo incrementos de los precios en dólares, lo que sumado al ajuste constante de la cotización haya incrementos en los precios en pesos.

“La realidad es que todo el sector ha tenido que bajar ampliamente sus márgenes de rentabilidad. El inconveniente principal es que tenemos un dólar muy hacia arriba y eso ha encarecido los productos. Y el problema grave que vemos es que, incluso si tuviéramos fluidez en el ingreso de mercadería y a tener el movimiento al que estábamos acostumbrados, la gente ha perdido su poder adquisitivo. Las empresas han deteriorado mucho sus ingresos y en vez de hacer inversiones en tecnología están solamente generando reparaciones de aquello que pueden reparar. Si tuviésemos el ingreso de mercadería y no hay a la vez una reactivación importante, tanto las empresas como el público perdieron poder adquisitivo y se les hace muy difícil comprar un producto de este tipo”, señaló el secretario de la Cámara Informática.