Tranquera Abierta | Precios | productos | lácteos

Los lácteos suben, pero con fuerte incidencia del comercio

El aumento anual de productos en góndola alcanzó el 67%, pero hay 15 puntos de diferencia con el alza que tuvo la industria

Con los precios de los alimentos bajo la lupa, el subrubro de los lácteos es uno de los más sensibles por las implicancias que tienen en términos nutricionales y en particular para los niños. Y no quedaron al margen de la escalada. Sin embargo, cuando se analiza lo que está ocurriendo dentro de la cadena láctea se observa que no todos los eslabones van a la misma velocidad en la actualización de los valores.

El último informe del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), se detalla que el nivel general del Índice de precios al consumidor (IPC) representativo del total de hogares del país registró en febrero una variación de 4,7% con relación al mes anterior, 8,8% en el primer bimestre y 52,3% en el interanual.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas en general, crecieron un 7,5% el mes pasado, 12,8% en el primer bimestre y un 55,8% en el interanual.

Pero los precios de los productos lácteos tuvieron una variación interanual del 67%, cuando la inflación minorista fue de 55%, los alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron un 56% en el año y el dólar oficial BCRA tuvo una variación interanual cercana al 20%, “lo que indica que los últimos ajustes de precios llevaron los valores del mix de productos lácteos de mercado interno, igual o por encima de las variables mencionadas, incluso también por encima de la leche cruda que experimentó un aumento interanual del 56% (precio SIGLeA por litro)”, indica.

Luego, a modo de conclusión advierte que “estos aumentos interanuales del orden del 67% de los productos lácteos son al consumidor. El 22 de marzo se publicarán los precios mayoristas (salida de fábrica) y seguramente el índice interanual se encuentren 15 puntos por debajo de los índices minoristas”, adelantó el OCLA.

¿Por qué esa diferencia? Jorge Giraudo, presidente del Observatorio, destacó que “hubo una aceleración de los precios a la salida de la industria, lo que no quiere decir que haya sido exclusivamente por recomposición de márgenes, sino posiblemente por incrementos de los costos de ese eslabón. Lo cierto es que desde la salida de fábrica, la velocidad de los precios es mayor.