Deportes | presidente | jugar |

Cuchietti: "Estamos a punto de concretar el sueño de jugar en nuestra cancha"

El presidente de Deportivo Río Cuarto expresó que, en la segunda o tercera fecha de la segunda fase del torneo de Ascenso, el Canario tendrá disponible su estadio. También habló de los planes para el futuro

“Estamos a punto de concretar el sueño de jugar de local. Esperamos tanto tiempo que lo que falta es nada”, así se expresó Fabián Cuchietti, presidente de Deportivo de Río Cuarto, ante la posibilidad de inaugurar su nuevo estadio.

“Venimos bien. Estamos en la etapa de pintura interior. En los próximos días se pasará a lo que es exterior. Nos falta colocar los arcos, los bancos de suplentes y los parapelotas. La obra básica la tenemos. Faltaría todo lo que es la entrada a la cancha. Vamos a hacer una cantina para quede al medio de los sectores para el público local y el visitante. También, una batería de baños para los visitantes y las boleterías. Eso calculo que lo vamos a terminar en un par de meses”, explicó el máximo dirigente de la entidad canaria.

El 1º de agosto será el día en que todas las divisiones del Canario regresarán a los entrenamientos pensando en la vuelta a la competencia.

Al tratar de poner una fecha posible para cumplir el anhelo de jugar en su propia cancha, comentó:“Quedan dos fechas más para jugar en la cancha de Alberdi. La esperanza es que en la segunda o tercera fecha de la segunda rueda podamos debutar en la nuestra”.

“Los trabajos van bien. Se terminaron los sanitarios, se colocó la grifería y el armado de los boxes del vestuario. Falta la tapicería y los almohadones en los bancos”, continuó diciendo para agregar: “Esperábamos que el subsidio prometido por la Provincia -50 mil pesos- que llegara antes, pero no llegó. Entonces estamos muy condicionados por el tema del dinero. Además sufrimos la quemadura de la bomba de agua y nos costó setenta mil pesos el arreglo”.

“Pero estamos muy cerquita de concretar nuestro sueño. Hace once años que estamos en el predio. Se nos fue la vida comprándolo, después tuvimos que desmontar las seis hectáreas y empezar de cero. Así como está ahora es lo que necesitamos para ya establecernos, jugar de local y empezar a planificar las otras obras que tenemos en mente”, destacó.

Sobre los planes futuros, contó:“Proyectamos el vestuario para infanto-juveniles y femenino. También queremos rotar la cancha de juveniles y ponerla de la misma forma que la principal para así darle más amplitud”.

“También tenemos un megaproyecto. Un salón de 70 por 40 metros para sumar las disciplinas de básquet, vóleibol. También futsal, que hace falta en la ciudad porque sólo está el de la Universidad y no entramos todos ahí. Además de poder utilizarlo para eventos gastronómicos. Otra cosa que está proyectada en las hectáreas finales del predio es un megaescenario para grandes eventos”, añadió.

“Son muchos sueños y poca plata. Algunos jóvenes lo harán realidad. Nosotros asumimos el compromiso grande de comparar el predio, pagarlo y terminar esta obra fundamental para cumplir el sueño de jugar en casa por primera vez”, resaltó.

Dejando de lado las obras en marcha y proyectadas, el presidente se refirió a lo que vive el club en esta pandemia: “El daño que causó en los clubes es irreversible, y hablo en general más allá de las diferentes realidades. En lo humano, en nuestro caso por perder un miembro de la comisión directiva y muchos chicos que dejaron el fútbol. Se escucha que hay chicos que no tienen ganas de seguir. En Primera a los que estaban en su última etapa de futbolistas el parate les quitó las ganas. La realidad la vamos a tener cuando se largue la actividad y ver cuántos vuelven, más allá de volver a verlos”.

“Tenemos la esperanza de recuperar lo que teníamos. Esperemos que no haya causado ningún daño mayor que el que causó en cuanto a la salud y la deserción de los chicos”, afirmó.

Además señaló: “Nosotros estamos bastante comprometidos en lo económico. Las facturas de luz siguen llegando. Hay compromisos que no se pueden eludir, tenemos gente que trabaja en el mantenimiento del club. Hay gastos que ocasionan una deuda que en algún momento hay que afrontar. El año pasado tuvimos que sacar un plan para el pago en Epec. Comenzamos a pagarlo y hoy de nuevo estamos endeudados. Esta es una situación que se da, en mayor medida, en todos los clubes. Los más grandes, con problemas más grande y a los chicos se les hace difícil afrontar la situación”.

José Luis Debernardi. Redacción Puntal