Río Cuarto | Procrear | sistema | uva

Créditos UVA: se movilizan los hipotecados en reclamo de soluciones

Habrá manifestaciones en las principales ciudades del país, incluida Río Cuarto. Piden cambiar el método de actualización, que hoy no considera la variación salarial. Demandas colectivas y expectativa en el Legislativo

Hoy será una jornada de protestas para los deudores hipotecados UVA en todo el país y también habrá actividades en el ámbito local con el mismo objetivo: visibilizar la problemática e intentar que las autoridades dejen de mirar para otro lado y se ocupen del tema.

Más de uno de los afectados directos del sistema, que ajusta las deudas por inflación pero ignora la evolución de los salarios, recuerda la promesa de campaña de modificar el esquema para aliviar a los hipotecados. A más de dos años de gestión, todavía no hay novedades en ese sentido.

Sin embargo, las últimas noticias parecen mantener vigente la esperanza, tomando en cuenta que se rubricó un acuerdo entre oficialismo y oposición en la Cámara de Diputados para avanzar en una solución consensuada para el drama de los tomadores de estos instrumentos financieros.

Visibilizar el problema

Fernando Aguilar, del grupo de hipotecados UVA Río Cuarto, indicó que, en el marco de la jornada nacional de protesta, también habrá actividades en la ciudad. "Vamos a llevar adelante acciones de visibilización para acompañar a la marcha que se hace en las grandes ciudades del país, donde están la mayor parte de los hipotecados UVA. En Buenos Aires se organizó una movilización, probablemente al Congreso, y en Córdoba, una concentración en el centro, lo mismo en Rosario y otras ciudades del país", dijo.

“El Gobierno fijó los nuevos Procrear sobre la base de ajuste salarial, con lo cual reconoce que el sistema UVA fue un fracaso”, manifestó Fernando Aguilar.

Aguilar explicó que los hipotecados UVA vienen dando pelea en distintos frentes, lo que significa que, además de las acciones dirigidas a la opinión pública, hay planteos en lo jurídico y en el plano legislativo.

Demandas colectivas

Explicó que hay antecedentes de demandas colectivas que iniciaron los hipotecados del UVA Banco Nación y el Francés. Consultado respecto a las entidades más cercanas, precisó que, "en el caso de Bancor, se avanzó en una reunión con la abogada para definir cuáles son los casos que podrían entrar en esa presentación".

Por otro lado, comentó que ya hay jurisprudencia favorable a los deudores UVA en diferentes puntos del país y en instancias donde el Poder Judicial reconoce la razonabilidad del planteo de los perjudicados por el sistema de actualización.

"En el caso de Mendoza, hubo un fallo favorable sobre un caso individual, muy extremo. Los que están saliendo son así; con cuotas que llegan a los 80 mil pesos, algunos que fueron a remate y otros también muy complejos", precisó Aguilar.

Por otro lado, consideran también un avance y un argumento a su favor el hecho de que el nuevo programa Procrear, lanzado bajo la gestión de Alberto Fernández, incorporó un coeficiente de variación salarial como eje del cálculo de actualización de los créditos.

"El mismo Gobierno fijó los nuevos Procrear sobre la base de ajuste salarial, con lo cual está reconociendo que el sistema UVA fue un fracaso. Ya lo habían planteado discursivamente, pero no acciona políticamente. En el ámbito legislativo, sabemos que hay un proyecto de Julio Cobos que se intenta discutir en el Congreso", manifestó.

Horizonte incierto

En otro orden de cosas, Aguilar señaló que no volvieron a tener noticias de casos graves en deudores hipotecarios de la ciudad, como aquel que publicó este diario cuando una familia se vio forzada a vender la propiedad que había adquirido con un crédito UVA para sacarse la soga del cuello.

"En Río Cuarto -después del caso de la familia que vendió su casa para desendeudarse- no nos enteramos de otros así. Pero en Córdoba hay hipotecados que terminaron vendiendo. No hay una avalancha de casos, pero siempre aparecen", comentó.

Finalmente, dijo que el horizonte sigue siendo preocupante por la falta de certezas para el sector de los hipotecados UVA. "En julio se termina la convergencia y nos encontramos otra vez con un panorama incierto, en el que hay mucho temor porque no sabemos lo que vamos a pagar", apuntó.