El COE Central de la Provincia comunicó ayer a los municipios el protocolo de trabajo para la apertura de los centros de estética. Este rubro incluye la aplicación de tratamientos relacionados con el cuidado de la piel, manos, pies y uñas, estética facial o depilación, entre otros.

Entre las medidas de bioseguridad incluidas en el protocolo se destaca que se podrá atender a un cliente por turno, con un lapso de 10 minutos entre uno y otro, para proceder a la correcta desinfección del box y los aparatos. Las camillas deberán tener cobertores plásticos para facilitar su desinfección.

Los profesionales deberán usar elementos de protección personal: camisolín, cofia o pelo recogido, gafas o escafandra, guantes descartables y barbijo. Las personas deberán tener colocado en todo momento el barbijo no quirúrgico, excepto en tratamientos faciales. Los profesionales deberán reforzar su protección mediante un divisorio de acrílico en forma de U.

Se deberá tomar temperatura a los profesionales y a la clientela al ingreso. Además, se deberá disponer de alcohol en gel en lugares comunes y de cartelería con información preventiva.