Río Cuarto | recaudación | Inflación | Río Cuarto

La recaudación municipal ahora cayó en casi todos los rubros

Después de un período de crecimiento en términos reales, en julio se registraron fuertes bajas en contribuciones. Comercio sigue por encima de la inflación

De la mano de una inflación récord y de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, la recaudación municipal comenzó a sentir los efectos. Después de un proceso de recuperación y crecimiento, casi todas las tasas locales cayeron durante julio en términos reales. Sólo la contribución que incide sobre el Comercio y la Industria mostró todavía un número levemente por encima del índice inflacionario.

La Secretaría de Economía dio a conocer el informe de recaudación mensual. Hasta julio, los ingresos propios del Municipio llegaron a 3.654 millones de pesos, un 60 por ciento más que en el mismo período del año anterior. Es decir, si bien hay una suba en términos nominales, hay una caída en términos reales porque la cifra está por debajo de la inflación del 71 por ciento que midió el Indec en el período interanual.

Al analizar las contribuciones individualmente, la más importante, que es Comercio e Industria, con casi 235 millones de pesos, registró una mejora nominal del 74,7 por ciento. Es decir, todavía la facturación de los comercios y las empresas riocuartenses está algo por encima de la inflación, lo que marca un incremento en términos reales.

Pero allí se cortan los números positivos. Todas las demás contribuciones locales perdieron contra la inflación.

El Inmobiliario, que alcanzó una recaudación de 41,6 millones de pesos durante julio, mostró un aumento de apenas el 21,09 por ciento en términos nominales. Es decir, muy por debajo del índice inflacionario del 71 por ciento interanual. Ese tributo, en los hechos, mostró una profunda caída.

Fue el peor mes del Inmobiliario en todo el año.

El caso de la contribución sobre los Automotores, es decir la Patente Municipal, es todavía peor. En términos nominales, la suba con respecto a julio del año pasado alcanzó solamente el 11,7 por ciento. Con algo más de 27 millones de pesos recaudados, la caída en términos reales fue muy importante en esa contribución municipal.

En cuanto al Emos, la recaudación por el servicio de Agua y Cloacas perdió contra el índice inflacionario pero no de manera tan ostensible como ocurrió con las demás contribuciones. El ente de obras sanitarias tuvo ingresos por 58,2 millones de pesos, lo que implicó un aumento nominal del 45,7 por ciento con respecto al mismo período del año anterior.

Los ingresos municipales tienen otro componente relevante que es la coparticipación que recibe todos los meses. En ese caso, si bien las partidas que llegaron a la Municipalidad tuvieron una mejora con respecto a la inflación, aunque tampoco en dimensiones significativas. Hasta junio de este año, es decir en los primeros seis meses de 2022, la coparticipación pura alcanzó los 2.149 millones de pesos y significó un incremento del 70 por ciento. Si se tiene en cuenta que hasta junio la inflación interanual alcanzó el 64 por ciento, la coparticipación que recibió Río Cuarto consiguió una mejora en términos reales.

Además, hay otras partidas que componen los fondos coparticipados y que también le ganaron a la inflación, aunque en menor magnitud. Esos recursos, compuestos entre otros por el Impuesto al Cheque y los fondos destinados a solventar la descentralización de los servicios de salud, alcanzaron una suba a junio del 66 por ciento.

Si se toma sólo julio, la comparación interanual con respecto al mismo mes del año pasada muestra una mejora nominal superior al 92,5 por ciento.