Río Cuarto | reclamos | Defensoría del Pueblo | riocuartenses

La Defensoría recibió más de 20 reclamos por día durante 2022

A lo largo de todo el año pasado, hubo 5.534 casos que se formalizaron en la oficina local. La mayoría está relacionada con vulneración de derechos del consumidor, seguida por orientación jurídica y servicios del Estado

La Defensoría del Pueblo receptó más de 20 reclamos por día a lo largo de todo el 2022, y aparece como una de las primeras opciones de los riocuartenses para resolver sus conflictos. La mayoría tienen que ver con los derechos del consumidor, y el grueso de las presentaciones se volvió a realizar en forma presencial.

El defensor del Pueblo, Ismael Rins, adelantó ayer parte del informe anual que en pocos días más expondrá ante el Concejo Deliberante, y resaltó que, a lo largo de todo 2022, su oficina recibió 5.534 reclamos de todo tipo.

Las quejas vinculadas con la “protección de personas en contexto de consumo” encabezan la estadística de la Defensoría del Pueblo, con un 35 por ciento del total.

Cuadro total reclamos.jpg

Le siguieron los reclamos relacionados con “orientación jurídica”, con un 25,8 por ciento; y “control de servicios del Estado”, con 16,8 por ciento del total de atenciones realizadas durante el año pasado.

Respecto a los números que revela la estadística anual, el defensor del Pueblo indicó que “hay que sumarle un sinnúmero de consultas que van llevándose en el día a día en la Defensoría. No deja de sorprender la cantidad de situaciones que tenemos que atravesar como habitantes de una de una ciudad”.

Digitalización forzada

“La protección de las personas en contexto de consumo ha tomado una vital importancia el año pasado. Sobre todo, en un tema que no deja de estar vigente, que tiene que ver con la modalidad de digitalidad, que necesita y merece una protección especial para aquellas personas a las que se les está de alguna manera forzando a ingresar a esa modalidad”, precisó Ismael Rins.

En el mismo sentido, el funcionario indicó, a modo de ejemplo, que “hoy para pagar hay que hacerlo de una manera digital, a través de cualquiera de las billeteras virtuales. O inclusive para pagarle al Estado, tenés que utilizar medios digitales, y ese ha sido uno de los signos del trabajo del 2022”.

En otro orden de cosas, Rins detalló que, después de los cambios en la modalidad de atención al público que se introdujeron a partir de la pandemia de Covid-19, el año pasado significó una vuelta a la normalidad.

“Lo online fue un mecanismo que quedó, pero la estructura de reclamo del 2022 muestra que la Defensoría tiene una impronta de presencialidad. El 80 por ciento de los trámites han entrado de esa manera”, indicó Rins.