· · Crédito: Puntal.com,ar
En primera instancia, el Municipio aspira a conseguir los fondos para la compra de un predio de más de cuatro hectáreas. No obstante, a través de un estudio se determinó que los efluentes actuales no contaminan el arroyo.
En el marco de una emergencia cloacal local, profesionales y representantes de la cooperativa Copelcar y del Municipio de Carnerillo trabajan en la búsqueda de los recursos y los espacios para la construcción de una nueva planta de depuración de efluentes cloacales. En primera instancia, aspiran a conseguir ayuda de la Provincia para adquirir un predio que mida como mínimo cuatro hectáreas.

Estudios realizados por la Universidad de Villa María y laboratorios privados ubicados en la ciudad de Bell Ville, han venido determinando que a pesar del deterioro en el que se encuentra la planta depuradora construida en el año 2004, que funciona bajo el método de lodos activados y vierte sus líquidos tratados al arroyo Carnerillo, el curso de agua no presenta indicadores de contaminación.

El ingeniero David Zaugg, profesional contratado para determinar el diagnóstico de situación y ayudar a plantear las posibles soluciones, habló con Puntal e hizo referencia a la importancia de la última reunión en la que se expuso la razón de por qué la planta depuradora actual se deterioró tan rápido.   

El especialista comentó que "los avances han sido varios e importantes en este tiempo, porque junto con el Concejo Deliberante de Carnerillo se pudo presentar toda la situación del sistema, la problemática que tenemos y cuáles eran las alternativas de solución”. 

“Luego de un amplio debate y charlas con los miembros del Concejo Deliberante de Carnerillo, con el intendente Galfré presente y gente de la cooperativa, se pudo arribar a buen puerto y esclarecer la problemática general que tiene la localidad. Eso dio pie para que se pudiera aprobar el contrato de concesión, que era algo sumamente importante y que estaba pendiente desde los inicios del funcionamiento del sistema”, expresó. 

El ingeniero agregó que “el contrato no solamente establece las pautas generales de cómo funciona el sistema, sino también cómo se afrontan las obras, el saneamiento, cómo es el mantenimiento, los plazos, el tema tarifas y todo lo que hace al servicio".

Además, dijo que "en esa última reunión se planteó que se va a avanzar con el análisis de alternativas para una nueva planta de tratamiento de efluentes en terrenos a determinar. Eso también está en conocimiento de la Cooperativa desde hace tiempo y del Municipio”. 

Con respecto a la planta deteriorada, Zaugg dijo que "a futuro la planta existente que ahora se va a refuncionalizar va a ser puesta fuera de funcionamiento, porque hay una problemática que hace muy particular a la localidad de Carnerillo, que es que las cámaras sépticas estén conectadas al sistema, cosa que en los manuales de buenas prácticas está desaconsejado ampliamente. Esta situación genera ácido sulfídrico sumamente corrosivo para el sistema en todo lo que tiene que ver con cañerías de acero inoxidable, y el mismo hormigón armado se deterioró. Por eso hemos estamos hablando de una nueva estación depuradora, que no puede ser construida con los materiales convencionales, como acero, hormigón, etcétera. Estamos hablando de las lagunas de saneamiento, que tienen su dimensión y su ubicación, por lo que no es solamente encontrar el sitio, sino hay que ver las características del suelo, de los niveles y las distancias para hacer los bombeos, etcétera”. 

En este orden, comentó que "la planta tiene que construirse en un predio, en un campo, que esté cercano a la localidad, pero hay que hacer un análisis de algunas variables, hacer una evaluación ambiental, el impacto que generaría, y cuando se analicen todas las variables se definirá el lugar. Obviamente, las tierras circundantes a la localidad tienen propietarios, o sea que hay que avanzar en una segunda instancia con las negociaciones por el suelo, y eso es una tarea no menor". "

Así, remarco que “los estudios preliminares son importantes para que la administración provincial de Recursos Hídricos nos dé el visto bueno con lo que queremos avanzar para después darle paso en firme y a futuro buscar financiamiento para estas obras que son millonarias".



La situación del arroyo



“En la cooperativa hemos hecho análisis del arroyo Carnerillo aguas arriba, del vertido de la planta, y aguas abajo con resultados satisfactorios. No hay contaminación, porque la cooperativa también está haciendo un hiperclorado del efluente para matar bacterias y eso se está analizando. Pero aunque no contamine el arroyo, la planta en sí no cumple con los parámetros impuestos por el gobierno provincial, por lo que se va a tener que construir otra”, subrayó Zaugg. 

Además, dijo que en los análisis que hicieron la Universidad Tecnológica de Villa María y su laboratorio junto con exámenes de laboratorios particulares de la ciudad de Bell Ville, “los parámetros nos están dando bastante parecidos y esto lleva la tranquilidad de que los estudios demuestran que no se está contaminado al arroyo”. 

“Venimos trabajando tranquilos, sin sacar de foco que tenemos que hacer una obra de fondo para adecuar todos los parámetros como corresponde", finalizó.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas