Espectáculos | relación | carlos | mujer

Otra amante del Rey Juan Carlos se confiesa

En España no cesa la conmoción por los escándalos que rodean al emérito monarca.

Esta vez una de sus amantes, la alemana Corinna Larsen, reveló detalles de lo que fue su relación con el Rey emérito mientras él convivía aún con la familia real, señala TBC.

En una entrevista a la cadena británica de noticias BBC, el Rey Juan Carlos quedó expuesto por Corinna, quien hizo declaraciones sobre el presunto amor que el emérito sentía por ella y lo que le había prometido mientras estaban en una relación que ella dio por terminada.

Según las confesiones de la mujer, el Rey Juan Carlos ha recibido millones de euros. Hoy el emérito está en el exilio y ella ha dado por imposible cualquier posibilidad de reencontrarse y retomar la relación.

image.png

Desde el exilio, el monarca ha seguido detalles de lo declarado por quien fue su amante, Corinna no ha dejado cabos sueltos en sus declaraciones y con desparpajo hizo público todo lo que vivió al lado del hombre que puso a la Zarzuela de cabeza.

La mujer aseguró que el Rey Juan Carlos tenía intenciones de dejarlo todo y casarse con ella. "Yo estaba muy enamorada de él, pero anticipaba -soy estratega política- que iba a ser muy difícil. Y pensé que podría desestabilizar la monarquía. Por eso nunca llegué a perseguir la idea de la boda”, confesó.

“Solo lo tomé como una prueba de la seriedad de la relación, en lugar de como algo que realmente se fuera a materializar”, contó y aseguró que él planteó el divorcio a la Reina Sofía y a sus hijos, así como una salida decorosa del palacio.

image.png

Pero no todo quedó ahí, Corinna también habló de Marta Gayá, el nombre de otra amante del monarca. “Dijo que tenían un acuerdo para representar a la Corona, pero que tenían vidas totalmente diferentes e independientes".

De esa infidelidad anterior acotó: "Y el rey acababa de salir de una relación de casi 20 años con otra mujer que también ocupó un lugar muy importante en su corazón y su vida", aseveró.