Río Cuarto |

Río Cuarto, el jardín en el que florecen emprendimientos AgTech

Pese a la gran diferencia de tamaño y población, la capital alterna cuenta con 16 empresas del rubro contra las 17 de la ciudad de Córdoba. Destacan que el ecosistema riocuartense favorece y potencia la innovación de la mano de incubadoras, aceleradoras, la Universidad y el respaldo del Municipio y la Provincia, en un contexto en el que el campo y la agroindustria son protagonistas

El mapa AgTech de la provincia muestra una fuerte concentración de empresas en dos puntos principales: Córdoba y Río Cuarto. Las dos principales ciudades de la provincia son además las que más empresas vinculadas al desarrollo de tecnología aplicada al agro tienen.

El primer detalle de esa estadística es que mientras la ciudad de Córdoba cuenta con 17 firmas, la capital alterna tiene 16. Lideran así por lejos la génesis de empresas del rubro en la provincia ya que luego, compartiendo el tercer lugar, aparecen Villa María, San Francisco y Carlos Paz con 3 empresas cada una. Montebuey tiene 2 y luego con una aparecen Marcos Juárez, Río Tercero, Oliva, Las Perdices, Laboulaye, La Para, La Calera, Justiniano Posse, General Cabrera y Colonia Caroya. El relevamiento es parte del mapeo AgTech que presentó la Fundación Mediterránea y que presentó el economista jefe del Ieral, Juan Manuel Garzón, junto a Franco Artusso, Lucía Buchaillot y Marianela López.

image.png

¿Qué ocurre en Río Cuarto que aparece como tierra fértil para el surgimiento de este perfil de empresas? Hay, según quienes analizan estas tendencias, una simbiosis particular de protagonistas, instituciones, contexto, variables e interrelaciones que potencian el desarrollo. El primer marco es el de un perfil agropecuario y de agroindustria que abre posibilidades para quienes quieren dar soluciones a prácticas y procesos. Pero esto, claramente, es aplicable a otras ciudades como Marcos Juárez, San Francisco o Villa María. Sin embargo en Río Cuarto se encuentran esas características combinadas con otros elementos y actores como la Universidad Nacional de Río Cuarto, que tiene gran protagonismo en el desarrollo de AgTech con una incubadora y una participación activa junto al Municipio y la Provincia para facilitar el surgimiento de ideas y plasmarlas luego en proyectos y empresas. Pero no sólo la participación de la Universidad es relevante en su tarea de extensión, sino que además forma a jóvenes en carreras que luego son las que principalmente están protagonizando el emprendedurismo en AgTech.

image.png

El estudio de la Fundación Mediterránea muestra que entre los creadores de estas firmas predominan ingenieros agrónomos y egresados de Ciencias Económicas. Las 44 empresas entrevistadas y activas en este mapeo reúnen un total de 106 fundadores, es decir, un promedio de 2,4 fundadores por firma (máximo de 7 y un mínimo de 1) y una mediana de 2. En la mayoría de las firmas (36 de ellas) existen entre 1 y 3 fundadores, siendo pocos los casos en que se han nucleado más de 4 personas para emprender (8). En cuanto al género, se observa una baja participación femenina: de los 106, solo 13 (12%) son mujeres y los 93 restantes (88%) son hombres.

Pero respecto a la rama de especialización de los fundadores, a la cabeza están las “Ciencias económicas” y “Agropecuarias” que suman el 47% del total (25 personas cada una), seguidas de “Sistemas, computación y comunicaciones” (17%), “Ingenierías electrónica, mecánica e industrial” (16%), y “Otras ciencias (abogacía, diseño gráfico, relaciones públicas, etc.)” (13%), y en menor medida “Ciencias químicas, biología, geología” (7%). Haciendo foco en los estudios específicos, lideran Agronomía, Ingeniería en Sistemas y Administración.

El dato: en el mapeo 2021 se lograron identificar 59 Startups AgTech en la provincia de Córdoba. De este total, 46 emprendimientos ya habían sido reconocidos en el relevamiento del 2020, mientras que 13 habrían surgido entre fines de ese año y noviembre del 2021.

Río Cuarto cumple así con los principales motores que parecen poner en marcha la generación de empresas AgTech. A eso se suman incubadoras y aceleradoras que cumplen una tarea clave. En Río Cuarto la incubadora de la UNRC, de la Secretaría de Desarrollo Económico y la que funcionó en el Cecis, son tres ejemplos concretos.

Al dar una explicación sobre la alta tasa de crecimiento de las AgTech en Río Cuarto, el secretario de Desarrollo Económico de la Municipalidad, Germán Di Bella, destacó “la Agencia Innovar que se conformó en su momento con fondos privados y públicos que colaboró mucho para que todo esto sea posible. Y hay que destacar también la impronta local, el ecosistema. Estamos ahora terminando de darle forma desde el Municipio al cluster AgTech porque hay mucha iniciativa en ese plano. La presencia de la Universidad es vital también para explicar este fenómeno. Insisto en que hay un ecosistema preparado y además de esas 16 que se registraron en el mapeo, hay otras 4 por lo menos en vías de formación y habrá más seguramente en poco tiempo”, dijo el funcionario.

image.png

Pedro Ducanto, responsable de Extensión de la UNRC, viene trabajando muy de cerca en el fomento de startups en Río Cuarto y la región en los últimos años y coincidió en la relevancia del ecosistema emprendedor: “Creo que en buena medida pasa por el gran desarrollo de clúster tecnológico y por el microambiente que se ha creado a favor de este tipo de pequeñas empresas”, indicó a I+I Córdoba. Y agregó: “En ese ambiente se dan los acuerdos entre la UNRC, la Agencia Innovar y Emprender, el cluster, el Municipio, entre otros”.

A su turno, consultado por I+I Córdoba, el director ejecutivo de la Agencia Innovar y Emprender, Pabo Peralta, destacó que “Río Cuarto es un hub de innovación focalizado en agro y agroalimentos. Y la Agencia tiene una sede en la ciudad justamente por la relevancia en esta actividad”, indicó; al tiempo que explicó que “cuando estos ecosistemas comienzan son agnósticos, no tienen una vertical definida, pero con el correr del tiempo eso aparece, empiezan a verse las especializaciones, y este es el caso de Río Cuarto. Por eso impulsamos este hub, y uno de los resultados visibles de ese trabajo que realizamos en conjunto con otros actores, tiene que ver con la cantidad de startups”.

Para Peralta, la ciudad de Río Cuarto tiene las variables claves como talento de la mano de las universidades, y emprendedores; cultura de innovación con empresas importantes en agroalimentos; está muy fortalecida también en capital emprendedor y de hecho vimos hace pocos días el relanzamiento de Pampa Start, junto con inversores ángeles trabajando en las cercanías. Todo eso potencia esa densidad y no tengo dudas que en pocos años más va a superar a la capital provincial en cantidad de startups AgTech”, indicó el director ejecutivo de la Agencia.

Por último, el responsable del trabajo de mapeo, Juan Manuel Garzón, destacó el desarrollo de Río Cuarto en la materia y remarcó que “el ecosistema está bastante completo porque hay un sector empresario, de productores, muy pujante; universidades importantes con presencia en Ciencias Económicas y Agropecuarias; la Agencia Innovar y Emprender tiene una sede allí con un equipo de trabajo permanente y especializado; sumado a empresas grandes en la región del rubro agroindustria con empresarios que apuestan fuerte por nuevos emprendimientos y con fondos de inversión activos; y es hablamos de una ciudad de un tamaño muy importante, con escala interesante”.