Policiales | riocuartense | banco | Estafa

"Estoy disfrutando de tu platita", se burló un estafador riocuartense de su víctima

El delincuente simuló que se había equivocado en el monto de la transferencia por la compra de un sillón. El vendedor cayó en la trampa y le reenvió más de 100 mil pesos. Investiga la Justicia

Investigan a un riocuartense por haber cometido una estafa telefónica a un vecino de Buenos Aires durante una operación en un sitio de internet. “Estoy disfrutando de tu platita”, se burló el estafador cuando la víctima le reclamó por el dinero que le había transferido a su cuenta de un banco con sucursal en nuestra ciudad.

Juan Pablo, un joven de Buenos Aires, intentó vender un sillón por internet pero se convirtió en la víctima de una estafa mediante la cual le quitaron más de 100 mil pesos.

La historia comenzó con la publicación que Juan Pablo hizo en un sitio de ventas online para vender un sillón por 12 mil pesos. Una persona con marcado acento cordobés comenzó a intercambiar mensajes de Wahtsapp mostrándose interesada en comprarlo.

“Juan, ahí mi esposa te hizo la transferencia. Yo estoy trabajando. En un ratito hablamos, así coordinamos bien”, decía el mensaje que el estafador riocuartense le envió al vendedor para concretar la operación.

Pero a los pocos minutos, el supuesto comprador le envió un nuevo audio que originó el engaño, donde le decía que su pareja había agregado accidentalmente un cero al monto acordado y había transferido 120.000 pesos.

Prueba

Para volver más creíble el engaño, el delincuente le mandó una captura de la supuesta operación bancaria que contenía el logo de un banco conocido, su número de CBU y la cifra mencionada.

Juan Pablo confió en lo que le dijo el supuesto comprador, al que se lo podía escuchar con un tono de angustia en el mensaje de audio que le envió. También creyó que el comprobante era verdadero y, por lo tanto, no esperó a que la supuesta transferencia se viera reflejada en su cuenta.

“Me agarró en un momento desprevenido. Jamás vas a pensar que de la nada te va a aparecer este tipo de situación. Uno trata de actuar de buena fe para solucionar un problema a la persona que me iba a hacer la compra y en realidad me estaba estafando", se lamentó la víctima en el canal Todo Noticias.

Lo que hizo Juan Pablo fue transferirle al estafador la diferencia con el precio del sillón: 108.000 pesos.

El joven se dio cuenta de la maniobra y se comunicó con el estafador, que sorprendentemente no lo había bloqueado y le envió un último mensaje de Whatsapp para burlarse.

Varios operativos de policías de otras provincias se han realizado en la ciudad por estafas telefónicas.

“Ya se te va a pasar, Juancito, escuchame. Bueno, estoy disfrutando de tu platita, así que muchísimas gracias. Nos vemos”, dijo el delincuente antes de terminar la conversación.

En la entrevista televisiva, Juan Pablo dijo que intentó comunicarse con su banco, pero le resultó imposible ya que la estafa ocurrió el fin de semana.

La denuncia fue realizada en la comisaría 32 de Parque Patricios. En el banco le dijeron que la cuenta que se usó para recibir el dinero que transfirió es de Río Cuarto.