Deportes | River | Martín Demichelis | Boca Juniors

Demichelis mantiene el hermetismo pero hizo algunas pruebas

Armani será el capitán ante Boca con una racha a favor de ocho victorias en 15 partidos con una marca de vallas invictas en casi la mitad de los encuentros.

El entrenador de River Plate, Martín Demichelis, mantiene el hermetismo pero hizo algunas pruebas en cuanto al equipo que va a jugar el domingo en el Más Monumental desde las 17 ante Boca con la duda sobre el regreso del goleador Miguel Borja.

El colombiano está expectante con los trabajos que viene realizando en el campo, que incluyen tareas aeróbicas y algunas rutinas con pelota, además de la kinesiología, y entre mañana y el sábado se sabrá si tiene chances de jugar.

De todos modos, esta mañana hubo trabajos tácticos donde el DT ensayó las posibles variantes en caso que no pueda integrarse al equipo Borja que incluyeron a Claudio Echeverri para jugar con el mismo sistema que uso ante Banfield con Franco Mastantuono.

La otra posibilidad que tampoco está descartada es que juegue Pablo Solari, autor del gol del empate frente al Taladro, en dupla ofensiva junto a Facundo Colidio resignando al Diablito Echeverri para jugar con un 4-4-2.

En cuanto al resto del equipo, también se mantiene la incógnita del volante central ya que Nicolás Fonseca no viene teniendo buenas actuaciones en los últimos dos partidos y Matías Kranevitter -que recibió el alta esta semana- y Rodrigo Villagra meten presión para jugar.

Kranevitter iba a ser titular en el inicio del torneo pero sufrió un desgarro del que se recuperó recién el lunes cuando trabajó a la par del resto y Villagra no está al cien desde lo físico porque no hizo la pretemporada con Talleres pues estuvo entrenando solo.

Las tres alternativas fueron parte de la tarea táctica que mantiene la duda sobre quien va a jugar en esa zona del campo de juego junto a Rodrigo Aliendro, mientras que la defensa es la misma que viene jugando de manera habitual.

La otra alternativa es que el doble 5 lo conformen Aliendro y Agustín Palavecino, que alguna vez sumaron minutos juntos, pero el ex jugador de Platense hace rato que no es titular y perdió terreno en las elecciones de Demichelis.

En el resto de los nombres no hay dudas ya que tienen su lugar asegurado Franco Armani con la defensa habitual de Andrés Herrera, Leandro González Pírez, Paulo Díaz y Enzo Díaz, junto a los volantes Aliendro, Esequiel Barco e Ignacio Fernández.

Por su parte, Manuel Lanzini sigue sin recibir el alta médica del desgarro que sufrió el 20 de enero en el amistoso de pretemporada frente a Pachuca pero trabajó con menos cargas a la par del resto de los jugadores.

Todo hace indicar que el 10 de Demichelis va a quedar afuera de la lista de convocados para el Superclásico porque no se entrenó al cien en toda la semana, aunque le quedan dos entrenamientos más con el plantel para poder tener alguna chance.

Con este panorama, el equipo se entrenó por la mañana en el predio de Ezeiza con tareas físicas y con pelota en espacios reducidos y para mañana por la mañana se repite la rutina con la posibilidad de algunos trabajos tácticos.

Armani será el capitán ante Boca con una racha a favor

El arquero de River Franco Armani, que este domingo será el capitán ante Boca, llega al Superclásico con una racha a favor de ocho victorias -cinco en eliminaciones mano a mano- en 15 partidos con una marca de vallas invictas en casi la mitad de los partidos.

Armani sólo faltó a un clásico desde su llegada a inicios de 2018, el que se jugó en medio de un brote de Covid-19 en La Bombonera y que terminó con penales tras un 1-1 con el juvenil de la cuarta Leo Díaz en el arco millonario.

El "Pulpo", con la cinta de capitán tras las salidas de Jonatan Maidana y Enzo Pérez, tiene a su favor haber sido una de las figuras en la final de la Supercopa Argentina en marzo del 2018 en su debut en superclásicos.

Además de ser, también, clave en las finales de la Copa Libertadores del 2018 en La Bombonera y en Madrid y en la edición siguiente en 2019 cuando River eliminó a Boca en las instancias de semifinales.

En total, Armani jugó 15 superclásicos, ganó en ocho ocasiones, igualó en cuatro (dos caídas desde el punto penal por Copas nacionales), perdió en tres y recibió en total 9 goles, manteniendo el arco invicto en siete oportunidades.

Armani, único integrante del plantel campeón del mundo en Qatar 2022 que juega en el fútbol argentino, también mantiene una racha favorable con los demás grandes del fútbol local, San Lorenzo, Independiente y Racing con quienes jugó 26 clásicos y ganó 17, con un total de 16 vallas invictas.

En tanto, el sábado por la tarde, luego del último entrenamiento de la semana en el River Camp, los jugadores van a ir al estadio para concentrar de cara al Superclásico correspondiente a la fecha 7 de la Copa de la Liga.