Río Cuarto | San Cayetano | trabajo | gente

Cientos de fieles se congregaron en Bimaco en el Día de San Cayetano

Participaron de las distintas celebraciones que comenzaron temprano en la mañana de ayer. La procesión y la misa central estuvieron encabezadas por el obispo Uriona, quien dijo que hay muchas preocupaciones en la gente

Cientos de personas se congregaron ayer durante toda la jornada en la parroquia San Cayetano de barrio Bimaco en el día del santo patrono del pan y del trabajo. La ceremonia central tuvo lugar a las 16 horas con la salida de la imagen en procesión, actividad que se concretó en los alrededores de la iglesia. Posteriormente, el obispo Adolfo Uriona encabezó la misa principal, con un templo absolutamente colmado.

En diálogo con Puntal, Uriona destacó la devoción de la gente por San Cayetano y señaló que durante estos días ha recogido las principales preocupaciones de los fieles que se acercaron a pedir la bendición.

SAN CAYETANO 8.jpg

“Tener a San Cayetano como el santo del pan y del trabajo es una devoción propia de la Argentina. En Italia, San Cayetano no es el santo del pan y del trabajo. Esa vocación fue traída por Mamá Antula (beata santiagueña) a Buenos Aires, donde comenzó a desarrollarse, especialmente en la época en la que hubo carestía. Fue allí cuando entró en el alma de nuestro pueblo y se desarrolló. La gente vive la fiesta desde una fe onda, que es la fe popular, y a nosotros, los curas, nos enseña muchísimo”, afirmó el obispo.

-¿Cuáles son las principales preocupaciones de la gente?

-Las preocupaciones son muchísimas. La gente que tiene trabajo no llega a fin de mes. Hay muchos que se acercan a nuestros comedores y no alcanza para los remedios. Estamos volviendo a esos momentos difíciles que vivió la Argentina y la gente todavía sigue teniendo fe y esperanza en la mediación del santo para poder salir de esta situación. En general, se pide trabajo, que es dignidad.

-Hay un reclamo social para que los políticos estén a la altura de las circunstancias…

-En estos momentos, más que nunca. Es cuando más tienen que estar a la altura de las circunstancias porque son momentos críticos. Siempre digo que es necesario que haya diálogo y que todos puedan participar en la solución de los problemas de la Argentina.

SAN CAYETANO 6.jpg

-¿Cómo evalúa la respuesta de la gente?

-El padre (Gustavo Juárez) me ha comentado que se ha dado una novena muy intensa, con tres misas diarias en las que participó mucha gente. La novena va preparando el corazón de las personas. Hoy (por ayer) estuve en distintos momentos del día, confesando, bendiciendo y la gente se está acercando como en los viejos tiempos. Si bien la fecha nunca se perdió, incluso a pesar de la pandemia, ahora pudimos volver con la procesión.

A los pies de San Cayetano

Los fieles que participaron de las distintas celebraciones dejaron a los pies de San Cayetano sus preocupaciones y agradecimientos. Muchos son los que hoy están buscando un trabajo, pero también hay otro grupo importante que agradece el momento que le toca vivir.

Además de participar de las misas, la gente aprovechó la oportunidad para confesarse y llevarse agua y espigas de trigo bendecidas.

A pesar de que el día no acompañó de la mejor manera desde el punto de vista del estado del tiempo, la concurrencia fue significativa.