Opinión | Schiaretti | provincial | gobernador

Juan Schiaretti, ¿candidato a presidente en el 2023?

El rumor salió del gabinete provincial y tomó vuelo por estos días. Hay quienes lo ven posible y otros que lo relativizan. También están los que opinan que la versión se tiró para ordenar al PJ provincial. La grieta nacional y la Teoría del Pato Rengo

¿Juan Schiaretti será candidato a presidente en el 2023? El rumor tomó vuelo en los últimos días en los corrillos políticos. El disparador fue una frase que pronunció el ministro de Agricultura de la Provincia, Sergio Busso, quien lanzó: “Es tentador pensar que Córdoba pueda protagonizar un proyecto de construcción a nivel nacional”. Ya renglón seguido acotó:“Schiaretti es un gobernador con experiencia, comprometido con la cosa pública no sólo en la provincia sino a nivel nacional. Ha sabido generar un modelo de inclusión y productivo y sobre todo vincular la pluralidad de pensamientos y la posibilidad de convivir con distintas formas de pensar”. Aunque luego aclaró: “Yo no puedo hablar por Schiaretti. Visualizo, como muchos, una expectativa distinta de construcción”. Yremató:“El país está transitando por un momento muy dificultoso y no vemos expectativa de futuro y es insoslayable no poder compartir este mismo criterio de incertidumbre con muchos sectores vinculados a lo productivo y económico del país”.

“Schiaretti es un gobernador con experiencia, comprometido con la cosa pública no sólo en la provincia sino a nivel nacional”, dijo Busso.

En el 2019 ya se hablaba de la posibilidad de que Schiaretti fuera candidato presidencial. La especulación política surgió en el marco de las reuniones del Peronismo Federal, de las que participaban también Sergio Massa, Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey. Pero a medida que avanzaba el calendario electoral hacia los comicios presidenciales de ese año esa probabilidad se fue diluyendo. Finalmente, Schiaretti dijo que no y que prefería seguir gobernando Córdoba. En ese mismo año electoral trascendió que el entonces presidente Mauricio Macri, quien buscaba su reelección como mandatario nacional, tentó al gobernador para que lo acompañara como vice en la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio. Pero Schiaretti volvió a decir que no y Macri terminó llevando a Pichetto como compañero de ruta. Hoy se vuelve a mencionar a Schiaretti como posible presidenciable, en medio de la profundización de la grieta entre kirchneristas y macristas y en un contexto de crisis sanitaria, por el avance de la segunda ola de contagios del Covid-19, lo que causa repulsión en la sociedad. En ese escenario que plantea la actual coyuntura, Schiaretti es visto como un líder moderado, hacedor y dialoguista. Así lo demostró recientemente en la reunión con los intendentes cordobeses, en la que se firmó un acta acuerdo con las restricciones que iban a regir en Córdoba y que tienen su fecha de vencimiento en el día de hoy, y a la que fueron citados los 427 municipios, sin importar el color político de los mismos. “A los cordobeses no nos interesa contar los hechos. Somos de hacer más que de hablar. Ésa es la impronta Córdoba. Esta manera de autonomía es la que nos permitió progresar”, definió el mandatario provincial durante su última visita a la ciudad, en su condición de capital alterna de la Provincia. Por eso, no es descabellado pensar en la probabilidad de que Schiaretti se lance al Sillón de Rivadavia, como lo fogonean algunos de sus ministros, desde el gabinete provincial.

También hay otra lectura de “Schiaretti 2023”. Hay quienes dicen que la versión se tiró al ruedo político desde El Panal para ordenar al PJcordobés en momentos en que arrancó el proceso de sucesión, dado que el mandatario provincial no puede volver a ser reelecto, a raíz de que se lo prohíbe la Constitución provincial. De lo que se trata, según esta interpretación, es de neutralizar los efectos de la Teoría del Pato Rengo. ¿Qué dice la misma?Se refiere a los gobernantes que están transitando por su segundo mandato y que, al no poder ser reelegidos, van perdiendo poder político. En términos literales, la expresión alude a un pato que, al no poder seguir el ritmo de su bandada, es blanco directo de depredadores. Y, retomando el tema central de esta columna de opinión, se puede decir que también se lo menciona a Schiaretti como vice de Horacio Rodríguez Larreta, el jefe gobierno porteño que goza de una alta imagen positiva, en una hipotética fórmula presidencial.

“Dejémoslo a Schiaretti que siga gobernando Córdoba. Lo sabe bien Llamosas que no tiene un minuto de descanso”, señaló Gutiérrez.

Consultado por Puntal sobre el rumor en cuestión, el diputado nacional Carlos Gutiérrez manifestó:“Dejémoslo a Schiaretti que siga gobernando como lo está haciendo en Córdoba. Lo sabe bien Juan Manuel (Llamosas)que no tiene un minuto de descanso en la tarea cotidiana de lidiar con este fenómeno y todas sus concomitancias que es la pandemia (de coronavirus). Lo que sí puedo decir con toda seguridad es que Schiaretti, cuando deje de ser gobernador, no va a abandonar la política y no va a abandonar su vocación de seguir luchando por los valores por los que siempre ha luchado, imbuido por esta filosofía que todos los días se practica en Córdoba. No se perora sino que se practica lo que es el trabajo en conjunto y valorar al que piensa distinto. Esto es lo que permite que Córdoba, a pesar de la pandemia, no se detenga y siga adelante con sus obras y planes sociales. La unión frente a problemas comunes”. Versiones y opiniones que en medio de un año electoral pululan por doquier y generan los debates de rigor, comunes en épocas de campaña. Habrá que ver qué piensa concretamente Schiaretti al respecto.

Marcelo Irastorza. Redacción Puntal