Río Cuarto |

"Se avanzó engañosamente con la obra de la autovía a Holmberg"

El abogado de los comerciantes que pidieron frenar un tramo de la obra, Ignacio Fernández Sardina, señaló que el Estado omitió informar a la gente los cambios que se decidieron en la traza

Ignacio Fernández Sardina, el abogado de los comerciantes que pidieron frenar un tramo de la autovía a Holmberg, señaló que el Gobierno nacional decidió avanzar de manera engañosa e inconsulta con la traza que actualmente tiene la obra. Además, remarcó que para algunos comerciantes el hecho de que la avenida Godoy Cruz haya quedado sin vinculación con la ruta implicará un fuerte perjuicio económico.

Una decena de comerciantes que tienen sus negocios a la vera de la avenida Godoy Cruz presentaron una medida cautelar ante la Justicia Federal para que se suspenda un tramo de la obra y se construya una vinculación entre esa calle y la autovía.

“El problema es que hubo un engaño a todos los vecinos, no sólo a los de los avenida Godoy Cruz. Porque cuando se convocó a la audiencia pública ambiental, no se advirtió que había que poner en consideración la reforma del proyecto original. El proyecto original contemplaba puntualmente una rotonda en la calle Godoy Cruz para que quienes vengan en dirección de Holmberg hacia Río Cuarto puedan ingresar. En la configuración actual, esa vinculación no existe porque la Gody Cruz se comunica con la colectora recién en el nudo que se arma en la zona de la Rural”, manifestó Fernández Sardina.

“La única posibilidad de ingresar a Godoy Cruz va a ser llegando hasta la rotonda de la Rural, pero para los carretones de todas estas empresas no es posible hacer esa maniobra porque no hay infraestructura posible para hacerlo”, agregó el abogado.

Fernández Sardina manifestó que los comerciantes no quieren que se frene la obra, sino que sólo se suspendan los trabajos en un tramo de 200 metros hasta tanto se dé solución a la vinculación entre la avenida y la autovía.

Señaló que la Corte Suprema ha sido categórica al frenar modificaciones tarifarias o actos del Estado que no convocaban a audiencias públicas transparentes. “Es la instancia de participación previa y obligatoria que tienen todas estas obras. El Estado nacional avanzó engañosamente con el proyecto actual sin decir que lo modificaba”, dijo Fernández Sardina.