Arquitectura | sol | diseño | toldo

Toldos para proteger tu casa del sol extremo

Mantener los ambientes protegidos del sol extrema es un anhelo de todos con el agobiante calor. Los toldos cumplen un papel primordial para ello. Desde los tradicionales de punto recto, pasando por los verticales, hasta los actuales automatizados. Te contamos todo sobre las variantes de toldos

El toldo es un elemento esencial para proteger nuestra vivienda no sólo de los rayos del sol, sino también de la lluvia. Pero, además, tiene hoy importancia como elemento decorativo dentro del diseño de una casa o negocio. Son muy apropiados para balcones, terrazas, galerías y diversas aberturas.

Los avances no solo vinieron con la automatización, sino también por la confección con telas de alta gama y resistentes a los rayos UV, repelentes al agua y permeables al aire, que conservan la temperatura más fresca en la superficie protegida.

Resistencia y brillo permanente

El sol y la lluvia son los grandes enemigos de los toldos, porque apagan la intensidad de los colores y disminuyen la resistencia de la tela. Esto no sucede con las lonas acrílicas, como lo demuestran los numerosos toldos instalados a través de los años y otras pruebas realizadas en laboratorio.

Esta tela especial, teñida en masa (coloreando la fibra), es confeccionada 100% en acrílico, para lo cual se usan sólo pigmentos especiales que le otorgan solidez, resistencia y brillo. La coloración se efectúa con estos pigmentos a través de un procedimiento de elaboración que hace de la lona y los pigmentos un cuerpo único.

Screen

Para los ambientes que tienen necesidad de una tela contra el fuego se recomendamos el “screen”, un material innovador que gracias a su microperforación permite una perfecta aireación del ambiente que protege el toldo. Esta compuesto del 35% de fibra de vidrio y del 65% de PVC, con un factor de apertura que oscila entre el 5% y el 14%.

Toldos con brazos rectos

Los toldos de brazos rectos visibles tomados a la pared se desplazan al accionar la caja reductora del toldo, a través de una manivela. Existen varias medidas de largo de brazos, como también diferentes tipos de mecanismos: desde el de origen italiano pasando por los nacionales y llegando al barroco. Éstos disponen de una variada gama de faldones (tela del frente) a elección del cliente.

Toldos con brazos invisibles

Los sistemas de brazos invisibles permiten realizar toldos desde pequeñas a grandes dimensiones. Existen sistemas nacionales e importados; la diferencia estriba en las dimensiones de las piezas para las diferentes medidas de proyección del toldo. En ambos casos se trata de mecanismos confeccionados en aluminio o hierro, con el tratamiento superficial adecuado para el posterior esmaltado a horno, que garantiza una larga vida útil.

Verticales

Se utilizan como una cortina enrollable, pero colocada en el exterior de la vivienda, y otorgan una muy eficiente protección solar. Su parte inferior (zócalo) puede ser fijada al piso para evitar que pequeñas brisas lo muevan constantemente. También es posible tomar el zócalo a un par de pequeños brazos para así proyectarlos hacia fuera permitiendo la mejor circulación de aire. Cuando se utilizan las telas screen (trasparencias del 5% o 14%) permiten mantener las visuales del paisaje o de los jardines.

Romano o tradicional

Son los tradicionales toldos que se utilizan para cubrir grandes superficies y pueden ser confeccionados con diferentes características, desde el más simple a los más sofisticados (con perfilería de aluminio, regulador de onda), en tela acrílica y PVC. El hilado usado (fundamental para la durabilidad del toldo) es importado y satisface los más altos requerimientos de resistencia a la rotura y desgaste por los agentes ambientales.

Sombrillas scudo

Sombrilla sin mástil en el centro, que permite colocar debajo de ella cualquier tipo de mesa u otros. Proporciona más espacio y fácil acceso. Su apertura lateral facilita su funcionamiento. El formato cuadrado permite agrupar coberturas en forma ordenada y continua. Su abertura superior proporciona mayor estabilidad. Se fija en base de concreto portátil, o directamente en superficie sólida.