Regionales |

Su foto de una tormenta ganó un concurso y estará en un reconocido calendario

La imagen del sampachense Ariel Trepin quedó entre las 12 que irán en el almanaque del Instituto Geográfico Nacional. Fue finalista entre unas 500 fotografías que se presentaron

El sampachense Ariel Trepin ganó el IX Concurso Fotográfico denominado “Argentina: Aire y Tierra - Almanaque IGN 2023”- organizado por el Instituto Geográfico Nacional- con una fotografía de una tormenta, tomada en la región en el verano del 2021. La imagen del aficionado quedó seleccionada entre las 12 que serán parte del calendario de la entidad, entre 500 que se presentaron. La propuesta se realizó en el marco del 150° aniversario del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En diálogo con Puntal, Ariel contó que en el mes de julio se enteró de la competencia y decidió presentar una imagen que tomó durante un meteoro que ocurrió en cercanías de Sampacho el 28 de enero de 2021, ya que esa foto le había causado impacto cuando la estaba editando. “Logré capturar el rayo pero cuando empecé con la edición de la fotografía- porque se trata de una foto de larga exposición- me di cuenta que la luna ayudó a alumbrar la cima de las nubes, se veían las estrellas y el paisaje se veía espectacular, sabía que era muy buena”, sostuvo.

Sampacho Ariel Trepin.jpg
Ariel Trepin

Ariel Trepin

Este “cazador de tormentas” ya había recibido en octubre del año pasado una distinción de la OMM (Organización Mundial Meteorológica) en una competencia internacional en la que su foto quedó entre las 60 mejores del planeta y formó parte de un exclusivo calendario. En la misma, se podían visualizar múltiples rayos cayendo sobre el paisaje rural de la ruta E90 en un fenómeno ocurrido la misma madrugada del 28 de enero, donde también tomó la imagen ganadora de este último concurso nacional.

-¿Cómo te enteraste de este concurso?

-Yo soy aficionado a la astronomía y meteorología, y tengo todas esas páginas en el Facebook, tengo al Instituto Geográfico Nacional, al Servicio Meteorológico, y muchas más. Ahí se había publicado sobre este concurso, fue en julio que vi las bases y condiciones. Se denominaba “Tierra y Aire”, y debía ser una foto que muestre paisaje urbano o rural de la Argentina con algún evento meteorológico, ya sea con nubes o lo que sea. Tenía fotos que había sacado el año anterior, el 28 de enero a la madrugada de una tormenta que se venía desde el sur. Me gusta salir a sacar fotos de noche, a las estrellas porque soy aficionado a la astrofotografía. Así que fui a sacarle fotos a esta tormenta que se venía, sin percatarme que también estaba acompañado por la luna llena, que eso fue lo que le dio el toque a la foto. Yo fui a sacarle fotos a los rayos, y logré capturar el rayo pero cuando empecé con la edición de la fotografía- porque se trata de una foto de larga exposición cuando se saca este tipo de fotos- me di cuenta de que la luna ayudó a alumbrar la cima de las nubes, se veían las estrellas y el paisaje se veía espectacular, sabía que era una muy buena imagen. Entonces decidí participar con esa foto y otra más que tenía de otro evento meteorológico que eran unas nubes raras, que se llaman undulatus asperatus. En agosto me anoticiaron que había sido ganador de uno de los 12 puestos porque es para conformar el calendario del Instituto Geográfico Nacional para el 2023. Hubo 500 participantes.

-¿En qué lugar sacaste la foto?

-De Sampacho está más o menos a 4 kilómetros al sur por ruta E86 camino a Bulnes. Justo en ese lugar hay una loma, una cantera y siempre me voy ahí cuando vienen tormentas del sur. Sucede que en esta zona siempre se dan estas tormentas, de hecho hace un par de años estuvo el proyecto “Relámpago” que buscó esta región porque este sector del centro de Argentina es donde se dan las tormentas más potentes del mundo. Pasa que uno a veces está acostumbrado y no le presta atención, pero incluso el año pasado yo participé con una foto que saqué en el mismo lugar que fue una de las 60 elegidas de participantes de todo el mundo por la Organización Meteorológica Mundial con una imagen de una tormenta en la zona, donde se ven como una lluvia de rayos que suceden en el lapso de 30 segundos. Son todos eventos meteorológicos importantes que uno está acostumbrado a ver, son muy interesantes para fotografiar y son un desafío, pero uno tampoco puede exponerse a que lo agarre el meteoro. Yo siempre trato de no tomar riesgos, si veo que la tormenta viene cerca trato de cuidarme.

-Vos no te dedicás a esto, es parte de una pasión…

En un tiempo hice fotografía social en eventos pero de este tipo de fotos soy un aficionado, soy astrónomo aficionado también, le saco fotos a los planetas, a las estrellas, a las galaxias. Es un hobby. Es la primera vez que es premiada una fotografía mía porque las veces anteriores recibí menciones especiales o certificados. Ahora me van a enviar como premio 2 o 3 almanaques y un atlas geográfico. Es la primera vez que recibo algo material por una foto.

-¿Cuándo fue que empezaste con esta afición por este tipo de fotos?

-Hace 40 años por lo menos. Yo recuerdo que cuando iba a cuarto grado, en el año 86’ que justo se dio con la aparición del cometa Halley, había salido un álbum de figuritas que se llamaba “El mensajero de la luz” y había que llenar el álbum con todo lo relacionado con la astronomía, y desde ese momento me pegó. Vivía en el campo y la mayor parte de los trabajos que hice eran en zona rural y esos paisajes con esos cielos sin contaminación lumínica donde explotaban las estrellas, no faltaba oportunidad para contemplar todo eso. Más adelante cuando empezó toda la revolución tecnológica de las computadoras y cámaras digitales, ahí ya me hice usuario de una página de astronomía argentina, que reúne a todos los astrónomos profesionales y aficionados. Ahí empecé a leer y después me compré un telescopio, un binocular y fui cambiando los equipos, esto fue en el 2001. Ahí arranque a full con este hobby. El único tema es que se hace de noche y el mejor momento para observar es invierno, cuando hace frío, por eso no es nada fácil. Soy el único loco que anda de noche sacando fotos a las estrellas.

Luciana Panella. Redacción Puntal