Río Cuarto | subsidios | transporte | Provincia

Los subsidios al transporte siguen creciendo, con eje en Buenos Aires

Según el último informe del Iaraf, los aportes de la Nación a los colectivos creció en términos reales un 11,5%. Sin embargo, las urbanas del interior de la provincia mantienen sus reclamos por el desigual esquema de reparto.

Mientras la situación del transporte en el interior del país sigue siendo crítica y la mayoría de las empresas hoy continúa sin prestar servicios desde el 13 de abril, un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) remarcó que las partidas de subsidios para ese sector crecen en términos reales -por sobre la inflación- en comparación con el año anterior.

Esa situación podría resultar contrastante con lo que mostró semanas atrás la Fetap, donde reflejó una delicada situación de las empresas en la provincia debido a la pérdida de ingresos. Sin embargo, en ese informe destacaron una fuerte brecha entre los colectivos que circulan en el interior y en Amba, lo que explicaría en principio ese contraste. Las unidades que circulan en Amba mantienen un aumento de partidas por sobre la inflación mientras que las del interior perciben una cifra menor.

Pero además expusieron la diferencia en el reparto de subsidios que existe entre la capital provincial y las localidades del interior como Río Cuarto, Villa María o San Francisco, ya por parte de la Provincia. De hecho, en el cierre de la semana anterior le enviaron una nota a la ministra de Coordinación provincial, Silvina Rivero, planteándole la diferencia entre lo que recibe por subsidio una unidad en la ciudad de Córdoba y otra en el interior. Allí señalaron, según la Fetap, que un colectivo en Córdoba percibe 110 mil pesos mensuales mientras que un urbano del interior cobra $ 43 mil.

Lo cierto es que en medio de la crisis del transporte parece que la brecha entre los que más reciben y los que menos, se agrandó. El Iaraf remarcó que el acumulado de subsidios del primer semestre fue un 11,5% más alto que el año pasado en términos reales (por sobre la inflación).

Los números

Según Fetap, mientras un colectivo en Amba recibe 469 mil pesos mensuales de la Nación, en Córdoba percibe $ 324 mil y en Río Cuarto o Villa María, $ 156 mil.

Frente a esa discrepancia, el Iaraf remarcó el peso que tienen hoy los subsidios al transporte al pasar de 50 mil millones de pesos en la primera mitad de 2019 a 82 mil millones de pesos entre enero y junio de este año. El aumento, que representa un 64% nominal, implica un alza del 11,5% en términos reales.

En las empresas del interior no tienen dudas de que esa mejora se concentró más aún en las unidades del Amba. En combinación con eso recuerdan lo dispuesto por la Provincia, que a mitad de año decidió cambiar el esquema de reparto de recursos. Como se recordará, una parte de los subsidios son enviados por la Nación, mientras que otra es cubierta por la Provincia. Esta última fue redistribuida entre las empresas y el mismo dinero cambió la forma en que se distribuyó. En ese esquema, las urbanas del interior cedieron recursos que fueron destinados a las interurbanas provinciales. Ese fue uno de los puntos que le plantearon a Rivero en la carta enviada la semana anterior, donde destacaron un sistema “desigual y discriminatorio” de distribución de fondos.

El sistema de transporte profundizó su crisis a comienzos de la pandemia por la caída abrupta de pasajeros a partir de la interrupción de las clases y luego con la llegada de la cuarentena.

Eso eliminó una de las patas de ingresos de las empresas: el corte de boleto. Quedaron en pie los subsidios nacionales y los provinciales, que ahora son cuestionados por el modo en que se están distribuyendo.

Formalmente se suspendió el transporte interurbano

En el Boletín Oficial de Córdoba se anunció ayer que a partir de la 0 de hoy se suspenden formalmente el transporte de pasajeros interurbano de jurisdicción provincial en las modalidades Regular Común y Regular Diferencial.

Además, se instó al Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep) a profundizar y adoptar las medidas que resulten necesarias con el fin de cumplimentar lo establecido en el artículo precedente.

Entre los argumentos destacaron que “el COE recomendó la no utilización del servicio público de pasajeros interurbano e interjurisdiccional, por cuanto constituye un vector de riesgo que facilita la transmisión del Covid-19, según lo indican criterios epidemiológicos”, remarcaron.