Rostros y Rastros Sueños | Carl G. Jung | Coaching

El sueño y lo onírico

Los sueños nos permiten conectar con nuestra realidad más íntima. Para Carl Gustav Jung los sueños cumplen una función de compensación de nuestra realidad psíquica consciente. Por lo cual para equilibrarnos el inconsciente se manifiesta a través del mundo onírico

El sueño nos conecta con nuestro inconsciente personal y colectivo. En nuestros talleres enseñamos a conectar con el significado simbólico de los sueños. Muchas personas pueden encontrar consejo y guía para las situaciones de sus vidas gracias a la interpretación de los sueños, recopilando todo lo que su mente quiere transmitirles, desde el cansancio extremo a todo tipo de emociones no controladas y estrés.

Tips para recordar nuestros sueños

Dormir bien; es necesario que las personas duerman entre 6 y 8 horas.

Intenta realizar una rutina donde te acuestes y te levantes a la misma hora todos los días posibles; pues al no dormir las horas indicadas o tener un desorden en ella, reduce la capacidad para soñar, ya que el cuerpo no descansa lo suficiente.

También trata de eliminar todo el ruido que contamine tu espacio para dormir como celulares, luz exterior, entre otros. Suma la meditación a tu vida; ya que te ayudará a ganar concentración para recordar tus sueños, al menos 4 veces por semana.

Cada vez que vayas a dormir, agradece a tu mente el trabajo que está haciendo procesando toda la información por ti, creando el ambiente perfecto para que recuerde que tiene que proporcionarte todos los detalles de tu sueño de manera clara.

Ten cerca la alarma despertadora que usas, tu cuaderno de sueños y una nota que diga “qué soñaste” para que así sea lo primero que pienses al despertar.

Antes de dormir relaja el cuerpo tanto como la mente. Miles de pensamientos siempre rondarán en la cabeza, pero antes de irte a dormir debes dejarlo a un lado, sobre todo los que son negativos, dejando tu mente en blanco y haciendo ejercicios de relajación para que tu cuerpo también se relaje.

Toma abundante agua antes de dormir esa es una excelente forma de poder despertarnos en los horarios de mayor producción onírica.

Decide que es importante recordar tus sueños. Esto en sí mismo alerta a tu yo soñador que estás listo para recordar.

Impulsar un sueño. Pide un sueño antes de ir a dormir.

Haz esto todas las noches y se persistente; puede tomar algún tiempo para despertar a su yo onírico.

Recuerda que los sueños son experiencias

Revisa tu concepto de lo que es un sueño. Se puede encontrar más en la experiencia del sueño que no se ve y se olvida. Incluso un fragmento de un sueño se puede expandir. Fragmentos y flashes son pedazos de sueños valiosos. Adquiere el hábito de escanear tu cuerpo y tu consciencia, antes de dormirte y cuando te despiertas, e incluso mientras te mueves a través de tu día de vigilia. Observe las imágenes, los sonidos, las emociones, las sensaciones corporales, las palabras, las frases inesperadas, las fragancias y los recuerdos. Quedarnos un rato inmóvil en la cama. No te muevas inmediatamente cuando te despiertes. Trata de mantenerte en la misma posición corporal en la que estabas cuando soñabas. Si usas una alarma, colócala lo suficientemente cerca para alcanzar el botón sin cambiar la posición de tu cuerpo. Los sueños pueden recordar más fácilmente si mantenemos nuestro cuerpo quieto. Observe lo que sucede en este corto período de conciencia que experimentamos al despertar, entre dormir y despertar.

¿Tienes la sensación física de volver a entrar al mundo de los sueños? ¿Dónde has estado, o todavía estás allí? ¿Cómo se ve? ¿Es de día o de noche? ¿Con quién estás? ¿Cómo te sientes físicamente? ¿Sientes alguna emoción? ¿Alguna palabra viene a tu mente? Tratar de recordar pequeños fragmentos. En lugar de esperar recordar una historia fantástica todas las mañanas, comienza por buscar algún tipo de «flashback» cuando te despiertes. ¿Qué trajo la noche? ¿Qué está pasando en tu día a día? Estate atento a las coincidencias y las apariencias simbólicas en tu vida de vigilia. Analiza tu vida consciente, la realidad psíquica que estás viviendo. ¿Experimentas un sentimiento de Dejà Vu? Es posible que descubras que soñaste el evento antes de que sucediera, y estos eventos pueden ser muy simples y mundanos, o importantes y grandes. Busca símbolos en tu día que tengan un significado para ti y comprométete con ellos de alguna manera.

Al desarrollar una práctica personal de sueño, expandes tu conciencia y conoces una parte de ti que está lista para ayudarte a vivir una vida más rica, con más vitalidad y una comprensión más profunda del Ser.

Por JAVIER BORRA Y SANDRA NIETO | Coaching Integral