Río Cuarto | terrenos | Gobierno | Acuerdo

Tomaron terrenos de un loteo pero lo levantan tras acordar con el Municipio

Inquilinos Autoconvocados ocuparon, en barrio Alberdi, tierras que pasarán a la Comuna por un acuerdo con un privado. Eso se trataría mañana en el Concejo. Funcionarios buscan en Buenos Aires financiamiento de Nación

Un grupo de vecinos que integran el grupo de Inquilinos Autoconvocados inició ayer a primera hora una toma de terrenos en el extremo sur de barrio Alberdi, para reclamarle al Estado local avances en políticas de acceso a la tierra. Demarcaron los lotes que pasarían al dominio municipal, en el marco de un acuerdo con el propietario actual, y amenazaron con empezar a construir si no había respuestas.

Finalmente, la protesta se terminó por desactivar promediando la tarde, luego de una reunión con el Secretario de Gobierno, Camilo Vieyra. Allí, les indicó que la firma del acuerdo es inminente, y que este jueves se estaría tratando en el Concejo Deliberante. Por otro lado, Pablo Bertea, subsecretario de Hábitat, se reunirá en estos días con funcionarios del Gobierno nacional, con el objetivo de gestionar los fondos para la urbanización.

La toma de terrenos se inscribe dentro de una serie de manifestaciones y protestas que los Inquilinos Autoconvocados vienen llevando adelante desde principios de este año, tiempo en el cual también han mantenido reuniones con distintos funcionarios del Gobierno municipal. Ayer, reconocieron ese diálogo, pero se mostraron disconformes con lo que consideran demoras en el proceso de compra de terrenos de parte del Municipio.

En este sentido, Lorena Vieyra, una de las referentes del grupo de autoconvocados, indicó que “hace un mes estábamos esperando que firmen el convenio con el dueño de los terrenos, y al final eso se acelera ahora, que nosotros nos manifestamos”.

La toma se desarrolló desde primera hora de la mañana de ayer en una fracción de tierra ubicada en Montevideo al 1.600, con una dimensión equivalente a tres manzanas, y donde habría lugar para más de 180 lotes.

Se trata, precisamente, de un inmueble que al día de hoy pertenece a la familia Francistorra, pero que está próximo a pasar al dominio municipal, a través de un acuerdo entre partes.

Ese fue uno de los puntos que abordaron los Inquilinos Autoconvocados, el secretario de Gobierno Camilo Vieyra y el subsecretario de Planificación, Germán Maldonado, en una reunión improvisada, ayer en horas de la siesta, en el Palacio de Mójica.

Los funcionarios les comunicaron que ese documento estaría listo el día de hoy, con la idea de que tenga tratamiento sobre tablas en la sesión ordinaria de mañana (requiere acuerdo del oficialismo con la primera minoría, Juntos Por Río Cuarto).

En este sentido, el jefe del Bloque de Hacemos Por Córdoba, Guillermo Natali, indicó que se pretende tratar el tema “con celeridad, dada la urgencia que existe”, y adelantó que se trabajará en ello desde hoy.

Por su parte, el subsecretario de Hábitat del Municipio, Pablo Bertea, cruzó a quienes participaron de la toma de terrenos, y deslizó que detrás del reclamo hay “un interés político”. En este sentido, recordó que jamás se cortó el diálogo con los autoconvocados y que la medida los tomó por sorpresa.

En otro orden de cosas, adelantó que mañana viajará a Buenos Aires para enrevistarse con funcionarios de Hábitat del Gobierno nacional, precisamente para continuar con las gestiones para lograr la urbanización de los terrenos.

Explicó que hay “más posibilidades” de ingresar a programas de vivienda que a los de tierras, y aclaró se encuentran en una primera instancia, donde todavía desconocen requisitos y valores.

La toma

La toma de terrenos en el predio de Montevideo al 1.600, a pocos metros del Aeroclub, comenzó pasadas las 6 de la mañana, cuando todavía ni siquiera había salido el sol.

El grupo de unas 20 personas, bajo el lema “vecinos autoconvocados por un terreno o vivienda con posibilidad de pagar”, hizo rápidamente la demarcación de los terrenos que entrarían dentro del convenio urbanístico. En su gran mayoría mujeres, contaban con la guía de algunos planos, y se ayudaban con palas, hilos y hasta cintas para demarcar los lotes.

"Estamos demarcando el sector. Hay muchos que somos inquilinos, pero que queremos tener lo nuestro, la inflación nos afecta a todos y los alquileres son imposibles de pagar", decía Alberto Fabián, uno de los vecinos que participó de la toma de ayer.

Muchos riocuartenses tienen serios problemas habitacionales, que vienen de tiempo atrás, pero que se agravaron con la pandemia de Covid-19 y con la escalada de precios de los alquileres. Además, si bien no hubo un aluvión de desalojos, sí se dieron algunos casos.

Pero más importante para el caso fueron las expulsiones por fuera del esquema judicial, en todos aquellos casos donde los inquilinos se vieron obligados de dejar la casa que alquilaban para acomodarse como fuera posible en la vivienda de algún familiar o amigo.

No sólo por los precios, sino también por la exigencia de garantías y requisitos muchas veces inalcanzables. Sobre todo, para un segmento de la población que no tiene ingresos fijos, y que tampoco tiene un trabajo formal.

Una de las manifestantes relató en el mismo sentido que, cuando se iba a mudar, le pedían 70 mil pesos para el mes de depósito, comisión y mes adelantado. Otro de los requisitos con los que se encontraron fue el de cuatro recibos de sueldo superiores a los 50 mil pesos.

En tanto, recordaron que los valores mensuales de alquiler, para el caso de una casa, oscilan los 25 mil pesos.