Policiales | Tierra del Fuego | Alejandro Buchieri | Río Grande

Giro en la búsqueda del riocuartense desaparecido en Tierra del Fuego: ahora investigan a su novia

Ayer, la Justicia fueguina allanó la casa donde viven Alejandro Buchieri y su pareja. Secuestraron teléfonos y dispositivos electrónicos. El hombre entró al Atlántico Sur el miércoles, en un bote inflable

Cinco días después de que el riocuartense Alejandro Buchieri fuera visto por última vez por su novia, cuando se internaba en un bote en el helado Atlántico Sur, en proximidades de Río Grande, la pesquisa dio un giro importante. Es que ahora una de las hipótesis apunta justamente hacia Andrea, la pareja del docente de 35 años que sigue siendo intensamente buscado.

Por el momento, la decisión del juez que tiene la causa por la desaparición de Buchieri, Daniel Cesari Hernández, decidió ampliar las hipótesis investigativas. Vale aclarar que no hay ninguna imputación contra la mujer, la última que vio al riocuartense de 35 años cuando el miércoles se internaba en el mar, en Cabo Domingo, Tierra del Fuego.

Las principales novedades surgen luego de que se receptaron testimonios de su entorno que comienzan a poner el ojo investigativo en torno a la pareja de Buchieri.

Una primera alarma para los allegados al riocuartense fue que el aviso de la desaparición no lo hizo en forma directa la pareja del docente, sino que llegó a las autoridades por intermediarios.

La llegada de los familiares de la víctima a la isla aportó información sobre las circunstancias personales de Buchieri, ante las cuales el juez de la causa, Daniel Cesari Hernández, tomó medidas concretas.

En primer término, ordenó el allanamiento de la vivienda que ambos comparten en la ciudad de Río Grande, acción que se llevó adelante ayer mismo.

El juez Daniel Cesari corrió vista al fiscal del caso, Ariel Pinno, quien requirió investigar una segunda hipótesis, sobre la posibilidad de que Buchieri fuera inducido a adentrarse a las aguas con el bote, no apto para ese tipo de actividad náutica.

La nueva línea investigativa, que busca despejar cualquier hipótesis, derivó en el allanamiento de la vivienda de Buchieri, la requisa del vehículo Volkswagen Gol en que ese día fue al Cabo Domingo con su novia.

Nuevas sospechas

Por otro lado, trascendieron durante los últimos días comentarios de compañeros de trabajo de la víctima en las redes sociales, con capturas de imágenes sobre la presunta actividad de su celular con posterioridad a la desaparición. Entre esas imágenes, había algunas que daban cuenta de que inclusohabían salido a la venta artículos personales suyos, después del miércoles pasado, cuando se lo vio por última vez.

El juez Cesari decidió sumar una nueva línea investigativa para dar con Alejandro Buchieri.

En relación a este punto, el Juez Cesari Hernández decidió el secuestro del celular de Andrea, la novia de Buchieri, para realizarle pericias informáticas. El aparato ya está en manos de la justicia fueguina, a la espera de que se efectúen esos análisis.

Dentro del mismo marco general, se secuetraron todos los dispositivos informáticos que había en la vivienda del joven docente.

La justicia fueguina busca, a través del análisis de los dispositivos electrónicos, hacerse una idea más clara del contexto personal del hombre, en los días previos a su desaparición.

El caso

Alejandro Buchieri, de 35 años y docente de nivel secundario, ingresó al Mar Argentino en la zona de Cabo Domingo, cuando se encontraba en compañía de su esposa, el miércoles último.

La mujer relató que su pareja quería probar la embarcación adquirida en forma reciente para llevar a sus próximas vacaciones. “Él se metió y yo me quedé esperándolo con el mate. Tenía un salvavidas puesto”, contó Andrea.

Las autoridades locales organizaron en poco tiempo un operativo que incluye a integrantes de la Policía de la Provincia, Defensa Civil Municipal y la Prefectura Naval.