Policiales | toyota | Yrigoyen |

La conductora que mató a Picotto, a un paso de quedar en libertad

El juez de Control, Diego Ortiz, hizo lugar al planteo de la defensa de Ana Lucía Flores Macías de revocar la prisión preventiva bajo modalidad domiciliaria dispuesta por el fiscal Miralles. La imputación no se modificó

Ana Lucía Flores Macías, la conductora del Toyota Corolla que en la mañana del domingo 28 de agosto colisionó la moto que conducía Gustavo Picotto y le provocó la muerte en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Kowalk y se dio a la fuga, está a un paso de recuperar la libertad, aunque sigue imputada de homicidio simple.

La defensa de la mujer de 31 años presentó ante el Juzgado de Control, a cargo de Diego Ortiz, un planteo de oposición a la prisión preventiva dictada por el fiscal Daniel Miralles.

En las últimas horas, el juez Ortiz hizo lugar al planteo de los abogados de Flores Macías, por lo que la libertad se hará efectiva, con el pago de una caución. Actualmente, la conductora del automóvil se encuentra cumpliendo la prisión preventiva en su domicilio.

“El Juzgado entendió que no está acreditado hasta el momento el dolo eventual del homicidio doloso. Esto repercute -entre otras razones de ausencia de peligrosidad procesal (fuga principalmente)- en el sistema de privación de libertad. Por ende, si bien no ha mutado la imputación, se entendió la ausencia de prueba y se ordenó la libertad”, señaló a Puntal el abogado Cristian Ayan.

La carátula de la causa no se modificó, aunque se esperan otras medidas procesales que deberá tomar la Fiscalía de Instrucción de Cuarta Nominación.

Tras el siniestro vial, la conductora del Corolla blanco siguió su marcha, mientras que Picotto, de 50 años, sufrió lesiones de gravedad que terminaron por provocarle la muerte cuando era asistido en el Hospital San Antonio de Padua.

La mujer dejó abandonado el automóvil en un playón de estacionamiento ubicado en las 320 Viviendas, a pocas cuadras de su domicilio.

Por orden del fiscal, Flores Macías fue detenida y luego alojada en la cárcel de nuestra ciudad hasta fines de octubre, cuando fue beneficiada con la prisión domiciliaria.

La decisión de Miralles de otorgar la domiciliaria había generado el rechazo y los cuestionamientos por parte de la familia y los amigos de Picotto. Mañana se cumplen tres meses de su muerte.