Tranquera Abierta | trigo | Argentrigo | Miguel Cané

El trigo debe remontar la falta de agua que continúa

Si bien esta semana hubo precipitaciones, fueron las únicas en lo que va del mes y eso complica la recuperación de los perfiles y aumenta las dudas de los productores. Además, falta financiamiento

A fines de marzo y comienzos de abril, la frecuencia de las lluvias empezó a mejorar y a recobrar cierta normalidad, lo que hizo pensar a muchos la posibilidad de iniciar una campaña fina que permita recuperar parte de lo perdido en el último ciclo agrícola en el país. Era la revancha para asegurarse además ingresos a fin de año. Sin embargo, las precipitaciones se interrumpieron y el fantasma de La Niña volvió a pasearse, lo que provocó cambio de planes en muchos planteos.

Hoy, la fina es todavía incertidumbre a pesar de que los pronósticos anticipan un Niño predominante a partir de junio, lo que daría aportes de agua por encima de lo habitual.

Frente a ese escenario, Miguel Cané, presidente de Argentrigo, la cadena que reúne a los protagonistas de ese cultivo, destacó a Tranquera Abierta que la situación hoy es compleja.

¿En qué condiciones arranca la campaña fina?

Con condiciones bastante precarias para lo que hubiésemos esperado ante un año de ‘revancha’. El año pasado tuvimos una cosecha que fue de la mitad de lo esperado. Arrancamos, lamentablemente, con perfiles (hídricos) de suelos bastante secos, sobre todo en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe, oeste de la provincia de Buenos Aires. Son zonas tremendamente secas. Estamos esperando el cambio de tendencia de Niña a Niños que se hace rogar.

¿Qué perspectivas hay desde lo económico?

Después de una muy mala cosecha, tanto fina como gruesa, es de esperar que la situación de los productores esté sumamente ajustada, en un país donde no tenemos rumbo respecto a la inflación y a las perspectivas económicas, el tema de financiación cada vez se pone más difícil.

¿Hay novedades de medidas de financiamiento por parte del Gobierno?

La verdad es que solamente son buenas intenciones, expresiones de deseo, pero a esta altura del partido debería haber cosas más concretas.

¿Creen que se puede sumar superficie para esta campaña?

Yo creo que hay una voluntad genuina provocada un poco por la sucesión de malos resultados En la zona de Río Cuarto es muy importante el cultivo de segunda que genera una revancha interesante, como decíamos, pero obviamente que para eso tenés que tener recarga en el perfil de suelo. El productor viene castigado y eso lo lleva a actuar con cautela. Creo que se contraponen entre sí, la voluntad de sembrar, de expandir superficie; contra el problema climático, que dependerá de lo que suceda de acá a 15 días.

El trigo HB4 resistente a sequías se está aceptando en más molinos, ¿esto puede ser una posibilidad que motive a más productores?

Desde el punto de vista técnico, todavía me parece que no es una solución global. La empresa me parece que va a ser cautelosa con generalizar la siembra de esa variedad. Van a seguir sembrando por contratos. Por otro lado está el tema de que todavía el mundo no acepta en forma general el evento transgénico, en Brasil se avanzó primero con la harina, después con el grano, que sería el actor principal. Hay que ser muy cautelosos y no se tienen que contaminar, por decirlo de alguna manera, el trigo convencional con el trigo transgénico. Me parece que eso hace que el trigo HB4 no sea una solución (generalizada) para hoy en día.