Río Cuarto | Universidad | Chasqui | ciudad

Chasqui: la mejor recopilación, con lo más picante de la semana

¿Qué sucede en la Universidad de Río Cuarto? Parte 1

En las últimas semanas se generaron fuertes debates en el seno de la Universidad Nacional de Río Cuarto, donde, según algunos sectores de la casa de altos estudios de nuestra ciudad, quedó demostrado “el manejo poco claro de un sector político de la dirigencia sobre los recursos de la Universidad”.

Los reclamos y disputas se generaron específicamente por un pedido que sirvió de disparador para evidenciar algunas situaciones que no se estarían manejando con la claridad necesaria para una institución pública que debería ser un ejemplo dentro de la organización de una sociedad democrática como la nuestra.

El disparador fue un pedido presentado por gran parte (casi 400 firmas) de las autoridades de diferentes carreras y claustros (con un decano de facultad incluido) para que se retiren las pintadas que se hicieron en al auditorio abierto de la Universidad, en relación con la detención de la jujeña Milagro Salas.

Las pintadas (que piden por la liberación de la líder del controvertido movimiento Túpac Amaru) están realizadas en un espacio público de la Universidad, donde convive la totalidad de los estudiantes, docentes y no docentes de la institución y para realizarlas, según lo manifestado por el pedido cursado a las máximas autoridades de la Universidad, deterioraron un espacio que es solventado económicamente por el Estado (en definitiva, por todos nosotros).

La medida de retirar o no las pintadas se debatió en el Consejo Superior de la Universidad y por una votación que terminó 19 a 5 (con el apoyo de las actuales autoridades de la Universidad a la cabeza) se convalidaron dichas pintadas.

Esta medida exacerbó algunas de las peticiones y discusiones que se vienen dando dentro de la institución, ya que nadie puede acceder a la utilización del gasto del presupuesto de la misma (no existe un portal de transparencia).

“No se sabe qué porcentaje de dinero se utiliza para infraestructura, cuál para mejoramiento de la capacitación de los docentes, ni qué dinero es destinado a financiar áreas de la misma que tienen más que ver con posicionamientos políticos de sus directivos que con programas que beneficien el funcionamiento de la Universidad”, le dijo al Chasqui uno de los directivos de la casa de altos estudios.

“Nadie rinde cuenta de las contrataciones que se hacen a terceros y cuáles son los vínculos con empresas privadas que realizan investigaciones con recursos (humanos y económicos de la Universidad). Precisamente uno de esos convenios entre privados y la Universidad terminó saliendo a la luz con el trágico desenlace de la peor tragedia en la historia de la institución, la explosión de la planta piloto”, le agregaron al Chasqui.

Nuestra Universidad, como todas las universidades públicas del país, no solo tiene el objetivo de formar a los futuros profesionales de la sociedad, sino que debe ser un ejemplo de convivencia democrática, transparencia y claridad en el manejo de los fondos públicos. Algo que parece que al menos se ve poco claro en nuestra ciudad.

Juan Manuel Escudero,

“el hombre de la Harley”

escudero.jpg
La impactante moto de Escudero en la pantalla de LN+. Fue el encargado de reunirse con los transportistas pero el encuentro nunca se logró porque los manifestantes no querían que fuera con segundas líneas.

La impactante moto de Escudero en la pantalla de LN+. Fue el encargado de reunirse con los transportistas pero el encuentro nunca se logró porque los manifestantes no querían que fuera con segundas líneas.

El desabastecimiento de gasoil y la fuerte escalada de precios del combustible pusieron en jaque al gobierno nacional con medidas de protesta multitudinarias en las principales rutas nacionales.

En esas protestas se vivieron innumerables situaciones que quedarán en la historia, como la llegada de Sergio Berni a uno de los cortes en helicóptero al grito de “les quedan 5 minutos, si no se van, los llevo a todos presos y les quito los camiones” o la presentación que el canal La Nación + hizo sobre el emisario del Gobierno para reunirse con los transportistas y destrabar el conflicto.

El canal porteño presentó con una sugerente foto al emisario de Alberto, el riocuartense Juan Manuel Escudero (director nacional de Cargas del Ministerio de Transporte), a quien se lo ve con una moderna cresta en su cabellera a bordo de una impactante Harley Davidson (ver foto arriba).

La foto desató todo tipo de comentarios, sobre todo entre los compañeros de militancia de Escudero en la ciudad, quienes lo recuerdan en sus comienzos en la agrupación La Militante (conducida por Adriana Nazario) como un hombre mucho más modesto en sus gustos, vestimentas y, sobre todo, el poder adquisitivo de sus medios de transporte.

“Se lo ve muy rejuvenecido al compañero Escudero. Se ve que la vida en Buenos Aires, además de haberle hecho perder varios kilos, le reforzó sus gustos por la vestimenta y las motos”, le comentó al Chasqui un excompañero de militancia de Escudero.

Lo que no sabemos es si esa impactante moto americana sufrirá los embates de la economía en el precio del gasoil o si directamente su poderoso motor se propulsará con nafta para aviones...

escudero gordo.jpg
Un Juan Manuel  Escudero (hoy prácticamente irreconocible) en una inauguración junto a sus compañeros de La Militante, Adriana Nazario y el actual legislador provincial Franco Miranda.

Un Juan Manuel Escudero (hoy prácticamente irreconocible) en una inauguración junto a sus compañeros de La Militante, Adriana Nazario y el actual legislador provincial Franco Miranda.