Río Cuarto | UNRC | elecciones | rector

Cierra la elección a rector en la UNRC: Rovera o González

Los dos candidatos que disputan la sucesión de Roberto Rovere enfrentan la última jornada de votación. Desde las 18 comienza el recuento. Podría haber segunda vuelta

Hay clima de alta tensión en la Universidad Nacional de Río Cuarto, aun cuando hubo siempre máxima competitividad en las elecciones a rector. Suelen ser jornadas de un ritmo más acelerado que el habitual, y esta vez no fue la excepción, incluso ayer bajo una lluvia que por momentos fue intensa en el campus.

Hoy se cierra la votación de la primera vuelta electoral en la que participan dos listas: la del oficialismo encabezada por Sergio González y Viviana Macchiarola; y la opositora integrada por Marisa Rovera y Nora Bianconi.

Las dos primeras jornadas mostraron una buena afluencia de votantes. Ayer, se notó el trabajo que se hizo en la previa con los graduados, que comenzaron a llegar a las mesas a votar, incluso algunos después de viajar algunos kilómetros. La presencia de egresados incluidos en el padrón fue significativa. Por eso cada búnker tiene diseñados escenarios posibles de la elección para cada día de votación.

La posibilidad de sufragar se extendió hasta las 21 con epicentro en el Pabellón 5, el más nuevo de la infraestructura universitaria, que se destinó para que puedan votar docentes y graduados.

En los alrededores, y al interior de ese edificio, muchos allegados a las dos listas en disputa vivían su propia rutina. Teléfonos que sonaban, indicaciones y comunicación directa con los bunkers de cada una de las dos listas: la 5 “Nuevo Impulso” y la 6 “Transformar UNRC”, del oficialismo y oposición respectivamente.

El campus luce plenamente el clima electoral. Desde los alambrados perimetrales con pasacalles que muestran los nombres de los candidatos y las listas, hasta afiches de todo tipo y color que se pegaron en paredes de pasillos, escaleras, oficinas, aulas y hasta baños. En las facultades y el Rectorado. Hay una dominación absoluta del predio y la infraestructura por parte del clima electoral.

La segunda jornada fue la que intensificó el trabajo de los equipos porque a los estudiantes y graduados (que comenzaron a votar el martes), se sumaron los docentes, el claustro clave para cualquier elección a rector. La importancia de los profesores está dada por la ponderación de su sufragio. El conjunto de los docentes representan el 53% del resultado final. En cambio, todos los estudiantes, que suman en el padrón 10 veces más de votos, representarán el 25% del resultado. Graduados y no docentes tienen un 11% cada uno. Este último claustro llegará recién hoy a las urnas: como es habitual, los trabajadores no docentes emiten su voto sólo en la jornada de cierre.

En los pasillos de la Universidad ayer había también un análisis desde el punto de vista “geográfico”. Allí es necesario ver el comportamiento de cada una de las unidades académicas y a su vez los claustros en cada facultad. La universitaria es siempre una elección compleja.Pero a su vez, en esta oportunidad, resultó más evidente la atención desde fuera del campus. Hay estructuras políticas con marcado interés en el resultado que puedan arrojar las urnas universitarias.

Lo cierto es que a las 18 se cerrará el comicio y a partir de allí habrá recuento y la Junta Electoral tendrá la concentración de los datos en la sala Pereira Pinto. Anoche se especulaba con que la fuerza del oficialismo esperaría los resultados en la Facultad de Agronomía y Veterinaria, mientras que la opositora lo haría en la de Exactas.

Vale recordar que para que haya una definición de la elección en la jornada de hoy, una de las dos listas debe alcanzar el 50% más uno de los votos; en caso contrario se habilitaría una segunda vuelta entre ambas listas que se realizará los días 25, 26 y 27 de este mes con el mismo orden de votación por claustros: estudiantes y graduados los tres días, docentes el segundo y el tercero, y no docentes la última jornada. En esa instancia sí la fuerza más votada resultará electa. ¿Hay posibilidad de segunda vuelta? Ayer ninguna de las dos listas descartaba ese escenario.

Y a favor de ese argumento señalaban las dudas con respecto a la cantidad de votos en blanco que puedan aparecer dentro de las urnas y que podrían estar vinculados a sectores políticos universitarios que no participaron del proceso electoral o bien quedaron afuera por deficiencia en los avales como el caso de la lista encabezada por César Casale.

Si hay balotaje y la cantidad de votos en blanco es significativa, allí radicará buena parte de la acción proselitista de las dos listas en pugna para los próximos 15 días.

Lo cierto es que si ese escenario se abre o no dependerá de los resultados que se conocerán esta noche, alrededor de las 21 según adelantaron en el campus. A las 19 comenzará la carga de los resultados.

Por último, lo que definió el calendario electoral es que las nuevas autoridades que surjan de las elecciones serán proclamadas el 2 de mayo y asumirán en sus cargos el 5 del próximo mes.