Salud | vacunas | OMS | pandemia

Cómo impacta la tercera dosis en la disponibilidad mundial de vacunas

Según la OMS las vacunas de 'refuerzo' que aplican los países ricos serían más útiles para frenar la pandemia si se enviaran a países de ingresos bajos y medianos bajos

Lo difundió la revista Nature. “Israel ha anunciado planes para comenzar a administrar inyecciones de refuerzo a los adultos mayores la próxima semana, pero los investigadores de salud global advierten que esta estrategia podría retrasar los esfuerzos para poner fin a la pandemia”, señala el sitio oficial nature.com.

Los datos aún no muestran que se necesiten dosis adicionales para salvar vidas, dicen los investigadores, excepto quizás para las personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Un análisis interno de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los 11 países más ricos que están implementando refuerzos o que lo están considerando este año consumirían aproximadamente 440 millones de dosis de la oferta global. Si todas las naciones de ingresos altos y medianos altos hicieran lo mismo, la estimación se duplica. “La OMS sostiene que estas vacunas serían más útiles para frenar la pandemia si se enviaran a países de ingresos bajos y medianos bajos, donde más del 85% de las personas, unos 3.500 millones, no han recibido una sola dosis. “La prioridad ahora debe ser vacunar a quienes no han recibido dosis”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una sesión informativa el mes pasado.

El dato es el siguiente, todas la vacunas autorizadas reducen el riesgo de hospitalización y muerte, pero “los científicos aún no saben cuánto más un refuerzo, por lo general una inyección adicional de una vacuna basada en ARNm además de las dosis estándar, protegería a la persona promedio”, indica el trabajo.

Desde los biólogos evolutivos se menciona que los países con baja cobertura de vacunación están listos para la aparición de más variantes peligrosas del coronavirus SARS-CoV-2. "En este momento, nuestro destino depende de la distribución de vacunas para que no se produzca una transmisión continua", dice Nahid Bhadelia, director del Centro de Políticas e Investigación de Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Universidad de Boston en Massachusetts.

“Las decisiones sobre los refuerzos también podrían verse influenciadas por el aumento de la variante Delta en muchas partes del mundo y la posibilidad de que las personas vacunadas puedan transmitirla a otras personas si se infectan”, señala el informe.

Un informe de julio de KFF, una organización de políticas de salud con sede en San Francisco, California, encuentra que los países de bajos ingresos no lograrán niveles sustanciales de protección hasta al menos 2023, con las tasas de vacunación actuales. Las aproximadamente 3.200 millones de dosis de vacunas de ARNm que se esperan este año de los fabricantes Pfizer y Moderna han sido compradas por Estados Unidos y Europa. Aunque algunos de ellos se donarán a países necesitados, el informe de KFF sugiere que serán insuficientes. El ritmo de vacunación en los países de bajos ingresos debe multiplicarse por 19 para inocular al 40% de la población de esas naciones antes de fin de año, dice el informe.

las más leídas