Río Cuarto | valor | Etanol | maíz

En dólares, el precio del etanol cayó un 50 por ciento en sólo 3 años

La industria viene sufriendo un deterioro sostenido de su ecuación económica por la constante suba de costos, un largo congelamiento de precios, la devaluación permanente y un desplome en la demanda de combustibles

El retraso en la actualización del precio del etanol en combinación con la devaluación persistente que la Argentina viene aplicando desde 2017 terminó por establecer un escenario complejo para la industria de los biocombustibles que además fueron alcanzados por un desplome significativo de la demanda fruto de la pandemia del coronavirus.

Un informe especial sobre la industria del etanol de maíz -clave para la provincia-, elaborado por la Bolsa de Cereales de Córdoba, mostró que desde 2017 a esta parte, por los cambios permanentes en la actualización de los precios y la suba del dólar, el valor del litro de alcohol cayó 50%. La Bolsa lo explicó de la siguiente manera: “El precio del etanol en base a maíz ha demostrado una caída continua desde inicios de 2017, cuando se ubicaba en promedio a US$ 0,85 el litro, hasta llegar a US$ 0,42 en la primera mitad del mes de octubre de 2020. La velocidad de incremento de los precios en pesos fue inferior al incremento en el valor del dólar en los últimos años, generando una merma de valor”.

Y un dato más: “El valor del etanol junto al precio del maíz se encuentran directamente relacionados al valor agregado que se puede generar en la industria. Aun así, el mercado de etanol no se encuentra regido por la oferta y demanda, sino que su precio es regulado por fórmulas de actualización y mediante decretos. Así, en 2013 se agregaba un promedio de USD 235 de valor a cada tonelada de maíz que se transformaba en etanol, mientras que en lo que va de 2020 este guarismo decayó a un promedio de USD 50 por tonelada”, remarcó la Bolsa cordobesa.

Las autoridades provinciales vienen sosteniendo su preocupación por la situación actual del sector, al que consideran estratégico por agregar valor a una materia prima abundante y que en su gran mayoría se exporta como grano. Pero además, le permite a Córdoba sentarse en la mesa de discusión de los combustibles, aún sin tener un solo pozo petrolero debido a que el etanol corta las naftas al 12%. Cada litro que sale de un surtidor tiene ese porcentaje de alcohol (producido a partir de caña en el norte o de maíz en la región centro).

Sin embargo, el interés de agregarle valor al maíz no se condice con la realidad. En el informe de la Bolsa se destaca que Argentina agrega valor sólo al 30% de la producción, mientras que Estados Unidos utiliza el 86% de los granos y Brasil el 70%.

“La industria etanolera se alza como una de las posibles ramas para agregar valor al cereal que se expandió en las últimas campañas”, dice el estudio.