Regionales | vecinos | las | demanda

En Holmberg, vecinos solidarios cocinan y entregan 90 viandas a familias humildes

La asistencia alimentaria se brinda una vez a la semana y son 20 voluntarios que se encargan de cocinar y preparar los menúes con productos donados por la comunidad. El lunes repartirán chocolate y tortas fritas

La cuarentena ha incrementado en toda la región la demanda social de los sectores carecientes, y es el alimento diario la preocupación de cientos de familias. En Holmberg, un grupo de vecinos se unieron para tender una mano y con las donaciones de la comunidad cada jueves realizan una olla popular.

Ayer fueron 90 las viandas entregadas a vecinos de la localidad. Con menúes populares, pero sustanciosos, se procura asegurar al menos un plato de comida caliente a los sectores más vulnerables. Por el momento sólo se realiza una vez a la semana, puesto que el objetivo es poder llegar a todos.

Vecinos de todos los sectores se unieron en esta cruzada. “Nos identificamos como Unidos por Santa Catalina, pero acá no hay ideología política, sólo somos voluntarios que queremos sumar y ayudar en estos momentos tan difíciles”, dijo Oscar Alaniz, quien fue concejal de la localidad.

“Estamos comprometidos como vecinos en esta tarea. Sabemos que hay mucha gente que necesita”, explicó, al tiempo que dijo que en sus inicios se pensaba en entregar unas 30 viandas los jueves, pero la demanda fue creciendo y ayer llegaron a sumar 90 las asistencias alimentarias.

A ello se suman los bolsones con mercadería que se preparan y distribuyen.

Alaniz destacó la colaboración de la comunidad, que dona los productos con los cuales luego se elaboran las comidas. “En las últimas oportunidades estuvo difícil responder a la demanda, por lo que solicitamos asistencia y el legislador Juan Jure nos ayudó para adquirir mercadería”, mencionó Alaniz.

Hasta hace poco tiempo, otra vecina solidaria hacía comidas diarias para distribuir, pero la demanda superó sus posibilidades. Ahora es este grupo de voluntarios el que lleva adelante la tarea.

“En mi casa tengo un espacio donde hacemos la comida, y aquellas personas que pueden vienen a retirarla y al resto se las acercamos nosotros”.

Asimismo, se hace un refuerzo a algunas familias con la entrega de bolsones de mercadería. Para ello, un día a la semana, se lanza un pedido a la comunidad a través de mensajes de whatsapp, señalando los productos que se requieren, y luego recorren los hogares que colaboran con esta cruzada.

Para el próximo lunes, 25 de mayo, esta organización social está preparando un gran chocolate y tortas fritas que saldrán a repartir en la comunidad.

“Vamos hacer una chocolateada patria. Contaremos con la ayuda del Batallón de Arsenales (que dispone de las cocinas de campaña) y cocinaremos además tortas fritas”, precisó Alaniz.

Por último, cabe mencionar que este grupo también fabricó barbijos y los distribuyó gratuitamente entre los vecinos.