Arquitectura | ventas | piletas | mercado

Piletas: pasó el "boom" del 2020 y dejó más competencia

El furor del primer período de pandemia disparó las ventas y, con eso, muchos emprendedores se volcaron al rubro. Este año la demanda es normal pero hay mayor oferta y modelos en el mercado

javier El rubro de las piletas fue sin duda uno de los grandes beneficiados con la irrupción de la pandemia durante el año pasado. La incertidumbre frente a la posibilidad de disfrutar de las vacaciones de verano con un viaje turístico, sumado al temor por una devaluación cambiaria, conspiró en favor de la decisión de poder sumar al patio de la casa una pileta para hacer frente a las altas temperaturas.

Con ello, la actividad comercial fue incesante en todo el 2020. Quienes se encontraban afianzados en el rubro vieron cómo se disparaban los índices de ventas respecto de años anteriores y junto con esa expectativa aparecían nuevas ofertas de emprendedores que daban sus primeros pasos. Lo cierto es que tanto en Río Cuarto como en la región se multiplicaban las obras para la instalación de piletas y piscinas, en su mayoría, de fibra de vidrio.

Piletas Indusplast tapa.jpg
Los fabricantes han incorporado modelos con mayor variedad en cuanto a dimensiones. (Foto: gentileza Indusplast)

Los fabricantes han incorporado modelos con mayor variedad en cuanto a dimensiones. (Foto: gentileza Indusplast)

En diálogo con Puntal ADC, comerciantes del sector admiten que en lo que va del 2021 las ventas se normalizaron a índices prepandémicos, con la diferencia de que ahora encuentran más competencia en el mercado y la irrupción de nuevos modelos.

“Este año bajó el nivel de ventas a un nivel normal. El año pasado fue algo que superó todas las expectativas”, comenta Dante Garro, representante local de la firma Indusplast.

El comerciante admite que, pese a la importante cantidad de ventas registradas en 2020, pudieron cumplir con todos los compromisos en tiempo y forma, pero que también hubo malas experiencias que derivaron en denuncias judiciales ante la aparición de ofertas nuevas. “Hubo oportunistas que se largaron a vender piletas. Al ser un año muy bueno el pasado, muchos se volcaron al rubro, por lo que este año nos encontramos con mayor competencia. Asimismo, este es un mercado que está en crecimiento”, señaló.

Más competencia

La aparición de nuevas alternativas en el mercado se refleja fehacientemente en las redes sociales, en las que diariamente se observan nuevas marcas y modelos con propuestas tentadoras.

En el caso de la marca que representa Garro, la industria acentuó la producción de la línea de piletas chicas, sumando al modelo de 5 metros –que en su momento era el de menor extensión- dos propuestas más de 4,5 y 4 metros de largo destinadas a casas con patios medianas y pequeñas dimensiones, con el fin de cubrir todas las necesidades.

Por su parte, desde la firma Cisar Piletas también reconocen que este año el nivel de ventas bajó a los niveles normales. El modelo que hoy por hoy encuentra mayor demanda es el de 5.80 metros de extensión por 2.80 de ancho.

Piletas Cisar 1.jpg
Una pileta estándar puede adquirirse desde los $ 395 mil, instalada y lista para ser usada. (Foto: gentileza Cisar Piletas)

Una pileta estándar puede adquirirse desde los $ 395 mil, instalada y lista para ser usada. (Foto: gentileza Cisar Piletas)

“Este tipo de pileta, dotado con equipo Vulcano de filtrado completo y mano de obra para instalación, puede conseguirse en alrededor de los $ 395.000”, señala Carolina.

Notoria baja

En tanto, Maximiliano, de Piscinas IPC, expresa a Puntal ADC que el nivel de ventas con relación al año pasado “bajó notoriamente”.

Si bien no se aventura a comparar las cifras del 2021 con las cifras alcanzadas en años de prepandemia, reconoce que las ventas del año pasado fueron inusuales.

Piletas IPC 1.jpg
El furor del 2020 bajó a niveles normales en lo que va del 2021. (Foto: gentileza IPC)

El furor del 2020 bajó a niveles normales en lo que va del 2021. (Foto: gentileza IPC)

“La cuarentena incrementó la venta de manera atípica, comparando el 2020 con cualquier otro año, pero bajó notoriamente respecto a 2020. Entre las piscinas con mayor salida, nosotros tenemos un modelo Spa que en líneas rectangulares la misma se ofrece en tres tamaños”, señala.

Los colores de piletas que mayor demanda encuentran viran entre el blanco, el beige y el celeste, según el fabricante y la marca que lo produce. Asimismo, también pueden encontrarse colores más exóticos como el negro o el rojo, que aportan al diseño general de la casa.

Javier Borghi