Río Cuarto | ventas | locales | actividad

Siguen cayendo las ventas en el comercio local: 8,63% en mayo

La baja fue en unidades vendidas con respecto al mismo mes del año pasado. Hubo rubros que se desplomaron hasta un 71%. Incluso, se vendieron menos alimentos. Se recuperaron los calzados y los artículos deportivos

Las ventas en los comercios de Río Cuarto siguen sin recuperarse. Y no lo hacen a pesar de que la comparación del comportamiento de 2021 se hace con 2020, un año que marcó caídas drásticas por la baja de actividad generada por las restricciones sanitarias.

Según el informe que mensualmente elabora el Centro Empresario, Comercial, Industrial y de Servicios (Cecis), en mayo se registró una baja del 8,63 por ciento en cantidad de unidades vendidas;es decir, esa es una caída real, ya que contempla el volumen comercializado y no la facturación.

El relevamiento de locales arrojó que hay 988 espacios, de los cuales 109 se encuentran desocupados.

“Según el relevamiento realizado por la entidad, sólo cinco sectores (farmacia, marroquinería, deporte, calzado y juguetería y librería) manifestaron mejoras con respecto a las unidades vendidas en mayo de 2020”, se lee en el informe que difundió el Centro Empresario.

La crisis económica y consecuentemente comercial venía de arrasstre, de dos años de recesión. Pero en el 2020 todo se complicó a partir de la pandemia y de las restricciones a la actividad;paralelamente, la aceleración inflacionaria sigue provocando que haya una pérdida constante del poder adquisitivo de las familias. Así, se destina cada vez un mayor porcentaje a los gastos alimentarios y menos a otro tipo de egresos enfocados en otros rubros.

Para este año se esperaba un repunte de la actividad económica por dos factores centrales:por un lado porque el piso de 2020 es muy bajo, ya que hubo meses enteros de inactividad casi total;por otro lado, porque las restricciones no alcanzaron el nivel de rigurosidad del año pasado.

Sin embargo, el comportamiento está siendo, en los hechos, diferente. A la economía le cuesta repuntar.

Con respecto a cómo puede cerrar junio, al que le quedan pocos días por delante, el 42 por ciento de los comerciantes encuestados para el sondeo del Cecis señalaron que creen que las ventas aumentarán;un 32,40 por ciento considera que no tendrán variación con respecto al mismo mes del año pasado, mientras que el 16,18 por ciento cree que el comportamiento continuará a la baja.

La visualización de la caída de la actividad económica y de las ventas está en la cantidad de locales desocupados que se ven en el centro de la ciudad;incluso firmas y negocios de trayectoria han tenido que cerrar sus puertas durante la pandemia.

Locales cerrados

El Cecis volvió a hacer el censo de locales comerciales en el sector comprendido entre las calles Alberdi, Cabrera, Deán Funes y La Rioja. Al término de mayo, de los 988 locales comerciales céntricos, 879 estaban ocupados;es decir, 109 se encontraban disponibles para alguiler o venta porque los propietarios o los locatarios habían cesado en la actividad producto de la crisis.

Por lo tanto, el factor de desocupación de locales comerciales en mayo de este año alcanzó el 11,03 por ciento, lo que marcó un leve descenso con respecto al mes anterior.

El relevamiento del Cecis comenzó a hacarse en abril de 2018. Desde entonces, excepto por un mínimo incremento registrado en febrero de 2020, siempre hubo caídas en las ventas.

Las más notorias ocurrieron en junio y octubre de 2020, cuando la merma superó el 40 por ciento.

Durante este año, sólo en marzo se registró un crecimiento con respecto al mismo mes del año anterior.

Rubro por rubro

Si se toma rubro por rubro, los alimentos registraron una baja del 2,90 por ciento en la cantidad de productos vendidos. En bazar y regalos la caída fue del 19,59 por ciento; en bijouterie, del 38; y en textil balnco, del 71,22 por ciento. La venta de indumentaria se retrajo un 11,41 por ciento; los materiales para la construcción, un 4; las mueblerías vendieron un 25,6 por ciento menos y las perfumerías, un 15,45 por ciento menos. Los electrodomésticos bajaron el 31,30 por ciento.

Las excepciones fueron el calzado, con una suba del 38 por ciento, la ropa deportiva (7,71 por ciento) y marroquinería (40,65 por ciento).

También se incrementaron las ventas en las farmacias, 8,50 por ciento, y en juguetería y artículos de librería, un rubro que registró una suba del 2,50 por ciento en el último año.