Deportes | Verónica Blanco | Juegos Paralímpicos | atleta

"Llegar a un Juego Olímpico es lo máximo que te puede pasar como atleta"

El día de ayer fue vibrante y emocionante para Verónica Blanco, su familia y equipo. Va a ser la única deportista de la ciudad en estar en la máxima cita compitiendo en tenis de mesa, en parejas e individual

La riocuartense Verónica Blanco vivió ayer una jornada plagada de emociones. Lo que el sábado había comenzado como una posibilidad cierta, de una invitación a los Juegos Paralímpicos, ayer se terminó por materializar con la confirmación.

Un logro más para ella, su familia y equipo que saben lo que no es claudicar y que el esfuerzo siempre tiene su recompensa.

Si pensaba que era imposible repetir algo parecido a los Panamericanos de Lima 2019, esto lo supera y ampliamente por todo lo que significa.

En diálogo exclusivo con Puntal, contó del suceso y como siempre dejó una enseñanza.

-La verdad es que estoy muy contenta, fue muy reciente. El sábado me llamaron y me dijeron que había una invitación especial para mí, si quería jugar en equipo con Coty Garrone, le dije que sí, por supuesto. Una invitación así no la puedo rechazar, y quedaron en confirmarme esta semana. Y ayer muy temprano a las siete de la mañana, me mandaron un mensaje confirmando la invitación, no solo para jugar en equipo sino también en individual.

-En términos de itinerario, ¿cuándo estarás viajando?

-Todavía no me han pasado nada, fue ayer todo muy rápido, me van pasando información de a poco, no tengo muchos detalles más para dar.

-Recuerdo que a la vuelta de los Panamericanos de Lima 2019 ya era llegar a algo muy grande, pero esto supera todo, ¿cómo tomas el hecho de ser una atleta olímpica?

-Yo creo que el Panamericano era lo más grande, lo máximo que podía haber logrado, nunca pensé poder estar en Tokio, ni se me cruzó por la cabeza, pero uno siempre soñaba con que iba a haber un llamado para avisarme que había una invitación para mí, pero era solo una ilusión mía. Cuando el sábado me lo dijeron me puse re contenta, lloraba porque no lo imaginaba. Fue muy emocionante, pensando en mis inicios, mis compañeros, porque esto es algo de todos, del equipo, de nuestras familia, no solamente mío.

-¿Conocés los rivales a los que te vas a enfrentar?

-Eso generalmente lo conocemos sobre la fecha, hay sorteos y demás. Sé que voy a jugar con la clase 3, que es la mía, y en equipos en clase 2 y 3, pero no más que eso. El nombre de los rivales no se conoce todavía.

-Recordanos cómo es el tema de las clases.

-Tenés clase uno y dos, que son los atletas que tienen nivel alto de lesión medular, que se tienen que atar la paleta a la mano. Ya en la clase tres, cuatro y cinco también es sobre silla de ruedas, pero pueden agarrar la paleta con la mano por sí solosi. Ya la seis y siete son atletas que compiten parados.

-¿Qué te dijo tu familia, cómo tomaron la noticia?

-El sábado cuando me dijeron lo de la posibilidad, se lo dije a mis hijos y a mi marido solamente, no quería decirlo mucho, porque no estaba confirmado. Se pusieron muy contentos y a la espera del llamado. Después cuando se dio, te imaginarás lo que fue.

-Parece que llegaste a la cima en lo deportivo, ¿pero cuál sería la próxima meta?

-Todavía estoy disfrutando esto que me está pasando. Estoy con Lima a flor de piel y con esto no tengo otra meta más arriba. Para cualquier atleta llegar a unas olimpiadas es lo máximo, lo que mejor te puede pasar. Ahora disfruto del momento, entrenando y disfrutando de todo un poco.

-Son ustedes como equipo un claro ejemplo de que a los límites en la vida se los pone uno y nada te puede frenar, ¿cómo seguís asimilando esa filosofía?

-Personalmente, en mis principios cuando quedé en silla de ruedas, las metas me las ponía todas yo y no veía nada más para afuera. Pero cuando empecé con el tenis de mesa me di cuenta de que realmente podía hacer muchas otras cosas más, a mí me ayudó muchísimo para independizarme, trabajar y todo eso.

-En términos de accesibilidad, da la impresión de que Tokio es perfecto en ese aspecto. ¿Qué sabés de la ciudad en esa materia?

-En esos lugares está todo preparado. La villa está preparada y muy accesible para las personas en sillas de ruedas o quien lo necesite. Es como que estás en el primer mundo en esos lugares.

-¿Cuál es el mensaje que podés dejar ante todo esto que te pasa?

-El mensaje es que se animen a hacer algún deporte, porque uno de afuera lo ve, pero estar adentro es otra cosa. El grupo, el equipo, te ayuda a pensar en otras cosas que no sea la discapacidad, hay otro mundo afuera de tu casa. Hay que seguir adelante, los sueños se cumplen, hay que soñar y ponerse esas metas que al final llegan.