Río Cuarto | Villa del Totoral | brotes | triquinosis

Triquinosis: "Bajo ningún concepto se deben consumir salames sin rótulo"

Lo advirtió la veterinaria del Ente de Prevención Ciudadana, Noelia Coria. Aunque se detectaron 2 casos entre vecinos de la ciudad, el contagio se originó en el brote de Villa del Totoral, que ya afectó a 244 personas

Ante el aumento en los casos de triquinosis, desde el área de Bromatología del Municipio advirtieron que bajo ningún concepto se deben consumir salames o salamines que no tengan el rótulo con la información correspondiente. En las últimas horas, las autoridades provinciales confirmaron la presencia de la enfermedad en 244 personas (2 de ellas de Río Cuarto) que se relacionan directamente con el foco de Villa del Totoral.

Noelia Coria, la veterinaria del Ente de Prevención Ciudadana, dijo a Puntal que en la ciudad no se han detectado brotes, pero remarcó que es necesario manejarse con cautela y adquirir productos en espacios seguros.

“La recomendación ante el fin de semana que se viene, en el que seguramente mucha gente va a viajar, es que bajo ningún concepto se consuman salamines o salames sin el rótulo correspondiente. Dicho rótulo debe tener el nombre de la fábrica, el del dueño del establecimiento, el número de habilitación de Senasa y la fecha de vencimiento. Cada salamín debe tener su propio rótulo”, explicó Coria.

“En Río Cuarto se realizan controles de manera permanente en las carnicerías. Asimismo, con respecto a los puestos que venden choripanes, no hemos detectado lugares nuevos. Los que hay son los que estaban antes de la pandemia y que han empezado a reabrir poco a poco. Además de estar habilitados, los puestos deben contar con la información del proveedor de los chorizos para que todo esté en regla. Por su parte, el consumidor también debe ocuparse de constatar que todo esté bien. Al mismo tiempo, debe pedir que el chorizo esté bien cocido por dentro y que el jugo que largue sea transparente. Lo mismo pasa si la persona compra chorizos y los cocina en su casa, es decir, debe constatar que estén bien cocidos”, agregó la especialista.

A todo esto, la encargada de Bromatología recordó que los últimos casos detectados en el ámbito de la ciudad correspondieron a dos personas que consumieron carne de jabalí, en mayo pasado.

Último parte

De acuerdo al último parte informativo difundido por la Provincia, en el territorio cordobés se han detectado 244 casos de triquinosis, de los cuales 196 corresponden a Villa del Totoral, 9 a Sarmiento, 2 a Cañada de Luque, 27 a Córdoba capital, 3 a Jesús María, 4 de Colonia Caroya, 2 a Río Cuarto y un caso a Bell Ville.

Los pacientes implicados fueron atendidos en distintos centros asistenciales de salud de manera ambulatoria.

Asimismo, de las investigaciones epidemiológicas realizadas se detectó la adquisición de carne, chorizos y salames de cerdo, provenientes de diferentes negocios de Villa del Totoral, y en algunos casos se identificó reventa de dichos productos cárnicos a otros comerciantes.

Paralelamente, se realizó el decomiso de mercadería en dos comercios involucrados, confirmándose la presencia de larvas de Trichinella Spiralis en uno de ellos, quedando a la espera el resto de resultados.

Ingesta

Cabe decir que la triquinosis es una enfermedad transmitida por la ingesta de carne de cerdo cruda o mal cocida, contaminada con el parásito mencionado anteriormente.

Las manifestaciones clínicas son muy variables y pueden cursar como una infección inadvertida o presentar síntomas que, por lo general, comienzan con fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos.

También pueden aparecer signos gastrointestinales como diarrea y vómitos.