Regionales | youtube | historias | sampacho

Rescata mitos y leyendas de la zona y los recrea en cortos en YouTube

Mario "Turkhy" Funes, el cineasta que pasa la cuarentena en su Sampacho natal, se nutre de historias urbanas contadas por sus protagonistas o terceros. En su canal DNI documentales, cada viernes comparte relatos de "humor verídico"

La aparición del “chupacabras” en un bosquecito de Sampacho, la leyenda del perro cazador de Coronel Moldes, las bromas de un grupo de amigos, el diablo asado son los mitos y leyendas urbanas que Mario “Turkhy” Funes decidió recopilar y recrear en pequeños cortos de “humor verídico” que comparte a través de YouTube.

Mientras pasa la cuarentena en Sampacho, su pueblo natal, el cineasta recrea aquellas anécdotas o historias reales y con condimentos imaginarios, que se instalaron como parte de mitos urbanos, y se repiten por generaciones en los pueblos.

“Yo digo que esto no es un proyecto, sino que se trata de ideas. Surgió todo en mi casa de Córdoba extrañando las juntadas de amigos, los asados, donde se cuentan cuentos y se hacen bromas. Y viendo lo que hacen algunos humoristas en YouTube contando historias que uno no saben si son verdaderas o no, se me ocurrió empezar a filmar documentales de bromas que pasaron y que con el tiempo se convirtieron en mitos o fábulas”, comentó a Puntal.

El objetivo de este realizador es lograr que estas historias queden registradas y que puedan ser compartidas: “La idea era filmar en el lugar de los hechos, con los protagonistas o sus allegados”.

Fue así que Funes se contactó con vecinos de un barrio de Sampacho y junto con algunos que dicen haber sido protagonistas recrearon la historia del “Diablo asado”. 

Humor Verídico - EL DIABLO ASADO - DNI documentales

La segunda, y tal vez más popular, fue la del “Chupacabras”, la historia de un extraño ser que se le apareció a unos pescadores en Sampacho. Hoy a casi 20 años de este hecho que ocupó páginas completas en diarios y espacios en distintos medios es relatado por uno de sus protagonistas, que, reconoce, todo se trató de una broma entre amigos.

Humor Verídico - EL CHUPACABRAS - DNI documentales

Este viernes habrá otra leyenda urbana. Esta vez ocurrida en Coronel Moldes. Su título “El Bolita”, la teórica historia del mejor perro de caza, según la anuncia Funes.

Humor Verídico - EL BOLITA - DNI documentales

Todos los trabajos están en el canal que el cineasta sampachense tiene en YouTube bajo el nombre “DNI documentales”.

Según cuenta el realizador en principio pensaba hacer 10 episodios de una primera temporada y, según la respuesta del público, ver la posibilidad de continuar. Pero la cuarentena obligó a repensar la tarea.

Es que ante la imposibilidad de seguir recorriendo la región, decidió instalarse en Sampacho y editar el material disponible.

Aclara Turkhy que su premisa es contar las historias desde el punto de vista anecdótico y que despierte en la gente el disfrute. “Que no sean ofensivas. Por eso hay historias que no se cuentan, porque pueden generar malestar”, admite.

Las primeras historias tuvieron impacto y animaron a muchos vecinos de la zona a comunicarse con Funes para aportar datos sobre nuevas historias. “Tengo un montón, de Suco, Achiras, Chaján”, mencionó.

En su casa de Sampacho se encarga de editar cada una de las historias que duran de 4 a 6 minutos. “Me lleva unos cinco días cada trabajo, porque elijo sonido, música, y trato de apuntar a otra cosa distinta a lo que se ve habitualmente en YouTube”, apuntó.

Otras realizaciones

En ese mismo espacio, Funes además tiene otras secciones: los documentales narrativos, en los que están “Sampa-Pacha”, la película sobre la historia de su pueblo y el terremoto, y “El último trofeo”.  Otra propuesta es “Elegante sport”, compuesta por cortos sobre fiestas regionales o juegos no convencionales.

Funes dice que encontró en YouTube un espacio interesante para volcar ideas y no descarta continuar una vez que termine la cuarentena. “Hay historias para rato para contar”, finalizó el cineasta, quien invita a visitar su canal y suscribirse para compartir historias.