La rotación al sur aceleró el avance de las llamas y obligó a intensificar las tareas. Trabajan seis aviones hidrantes. Con las primeras luces, el fuego se encontraba “planchado”
El incendio desatado el lunes en una región de Traslasierra volvió a complicar a los más de 200 bomberos que lo asisten esta madrugada al registrarse un cambio en el sentido del viento hacia el sur, acelerando el avance de las llamas.

Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes, explicó a Digital 91.9 que alrededor de las 23 de anoche se registró la rotación de los vientos y pusieron en jaque a las regiones de La Población y Luyaba.



Si bien el siniestro ya acumula más de 50 evacuados, no se reportaron por el momento daños en viviendas, aunque sí animales fallecidos, en principio, por asfixia.

“Por estas horas trabajan seis aviones hidrantes y el fuego está ‘planchado’ porque ya no sopla el viento tan fuerte como en la madrugada”, explicaba esta mañana Vignetta, aunque esperaba que en el transcurso de la mañana volviera a intensificarse la intensidad del viento.  

“Es un incendio muy complicado de trabajar y está claro que fue iniciado por el hombre, ya sea por negligencia o intencionalidad”, destacó.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

Bomberos de Río Cuarto y la región combaten el voraz incendio en Traslasierra

Las comunas de La Población y Travesía son las más afectadas. Evacuaron a 15 familias y otras abandonaron sus viviendas