Tranquera Abierta | Afamac | Fernando Zaragosí | Cancillería

La maquinaria pisa el acelerador y proyecta seguir en crecimiento

Alentada por la demanda del sector agropecuario, que nunca detuvo su actividad, las fábricas cordobesas apenas se tomaron una pausa en el primer tramo de la pandemia. Pero ya trabajan más que en igual época de 2019

La realidad que plantean los fabricantes de maquinaria agrícola de Córdoba fue ratificada ayer por el trabajo del Monitor de Actividad Productiva del Ministerio de Industria de la provincia que ayer dio su nuevo informe en el que se refleja un constante crecimiento del sector de los fierros y se consolida un escenario positivo a futuro. Es una de las excepciones en medio de una economía que sufre de manera muy contundente el parate de la actividad por la pandemia. Pero la maquinaria es un sector atado al campo, que nunca detuvo su marcha y completó en los últimos meses la segunda campaña gruesa con buenos rindes, lo que se tradujo en innumerables inversiones en nuevos implementos y maquinaria.

De acuerdo al monitor, “la industria de fabricación de maquinaria agrícola presenta una tendencia creciente. En el primer trimestre de 2020, el promedio trimestral de producción fue de 95, un 5% por debajo del nivel de un año atrás, mientras que durante el segundo trimestre de 2020, el promedio alcanzó un nivel de 166, un 8.0% por encima de igual trimestre del año pasado”. Eso implicó que después de sentir el parate del comienzo de la pandemia, a fines de marzo, se recuperó rápidamente y revirtió la tendencia entre abril y junio. Y agregó: “El nivel de producción, durante julio fue un 11.6% superior al promedio del tercer trimestre de 2019”.

El presidente de la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola de Córdoba (Afamac), Fernando Zaragosí, explicó ayer que la rápida recuperación estuvo vinculada especialmente a la creciente demanda de un productor que está decidido a invertir por diferentes motivos, como motivaciones cambiarias, buenas cosechas y relación entre granos y maquinaria muy conveniente”. A eso se le sumaron buenas tasas de interés en el comienzo del año en las muestras de campo que alcanzaron a realizarse previo a la pandemia, como ExpoAgro, con 20 o 25 por ciento anual.

“Eso nos empezó a tirar la demanda y eso generó el nivel de actividad que hoy estamos viendo”, indicó Zaragozí.

El directivo de Afamac remarco que actualmente hay más actividad incluso que en el comienzo del año: “El arranque de 2020 fue muy similar o incluso algo por debajo del promedio de 2019. Y cuando reabrimos tras la cuarentena nos costó un tiempo poder cumplir con la demanda porque tuvimos que acomodarnos a las nuevas reglas, a los protocolos. Hoy ya estamos trabajando más que el año pasado y creemos que tendremos incluso una mejora más clara para lo que resta del año”.

Pero las empresas piensan además en complementar ese crecimiento con una mirada puesta en el exterior y se entusiasman con gestiones que realiza Cancillería para llegar a nuevos mercados. Sin embargo, piden que eso sea una política a largo plazo y no que se busque enviar sólo un embarque. “Exportar no es despachar. Requiere de persistencia en el negocio y hablar de planes a 10 o 15 años”, explicó Zaragosí.

Entre los mercados a los que apuntan las fábricas cordobesas aparecen África (ver aparte) y también el Este europeo. “Siempre que nos invitan a hablar de comercio exterior para el sector insistimos con que esto no puede ser algo de coyuntura, debe exceder eso y pensarse más allá de un mandato político. Eso permite el crecimiento”, agregó el titular de Afamac.

Puertas adentro también la maquinaria agrícola tiene objetivos por delante frente a la competencia internacional y en ese plano están impulsando la idea de la “maquinaria nacional”. “Cuando uno quiere que un sector se sostenga en el crecimiento y genere inversiones en el largo plazo debe generar condiciones ventajosas para quien da mano de obra en el país, y más aún si es en el interior. Queremos que se incorpore el componente nacional mínimo para determinar cuándo una máquina es nacional y cuándo importada”, remarcó el dirigente de Afamac.

Por último, Zaragozí remarcó el fuerte arraigo que la industria tiene en el interior de las provincias centrales del país, en especial en Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. “Tenemos que tener en cuenta que esa es una característica muy fuerte del sector, que tiene a muchas de sus industrias en pequeñas localidades y desde ahí se fabrican piezas con calidad internacional. Tenemos varios casos de éxitos que salieron de esas pequeñas poblaciones”, enfatizó. Y remarcó que “hay muchos con tecnología que se usa en los principales mercados del mundo, aún cuando no se tiene la escala suficiente, que es un condicionante”, finalizó el directivo.

Escuchá la nota en Buen Día Río Cuarto

FERNANDO ZARAGOZI

F

Vuelven los “fierros” al África, pero esta vez al norte

Después del escándalo de la venta de cosechadoras a Angola, en el sudeste africano, el Gobierno argentino busca impulsar ahora nuevamente el mercado de aquel continente, pero enfocado esta vez en el norte.

Por eso, la Cancillería argentina promoverá la exportación de maquinaria agrícola y productos lácteos hacia el norte de África, mediante la organización de una misión comercial de las empresas nacionales que ofrecen estos productos y servicios.

Así lo acordó el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, en una reunión de trabajo virtual entre las embajadas argentinas en Túnez, Argelia, Egipto y Marruecos, cámaras de exportadores de maquinaria agrícola y equipos para industria láctea.

El encuentro tuvo como objetivo detectar oportunidades comerciales para las exportaciones argentinas que presentan dichos países en rubros como maquinaria agrícola, tecnología postcosecha, equipos para la industria láctea, manejo eficiente del agua, entre otros sectores.

La idea es organizar una misión comercial de las empresas nacionales que ofrecen estos productos y servicios a los mercados del norte africano.

Los embajadores que representan a la Argentina en esos estados del Magreb mantuvieron un minucioso diálogo con los directivos de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) y la Cámara Argentina de Fabricantes y Proveedores de Equipamientos, Insumos y Servicios para la Cadena Láctea (Cafypel).

Los diplomáticos presentaron el escenario comercial particular de cada uno de los países y regiones que tienen bajo su jurisdicción diplomática, poniendo especial énfasis en oportunidades aún inexploradas para la industria nacional.

Al respecto, Neme manifestó: “Estos países tienen rasgos diferentes que ofrecen un amplio abanico de oportunidades a nuestras empresas. Tienen en común, sin embargo, el enorme potencial que presentan para dar un salto cualitativo en las exportaciones argentinas a la región”. “Tenemos el know how, la tecnología, el talento profesional; hay que construir relaciones de confianza, construyendo lazos permanentes con las contrapartes; vamos a coordinar una misión comercial, con participación del Inta, ni bien finalice la pandemia, para avanzar en estos objetivos", completó.