Río Cuarto | Agencia Nacional de Seguridad Vial |

Sólo el 42,2% de las motos circula con conductores y pasajeros con casco

El dato surge de un estudio realizado por el Municipio con el aval de la Agencia de Seguridad Vial. Desde el Ente de Prevención Ciudadana se tomarán nuevas acciones. Además, destacaron el trabajo para controlar las hordas

Un estudio realizado por el Municipio, con el aval de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, revela el comportamiento de los motociclistas en el ámbito de la ciudad. El dato central del informe marca que sólo el 42,2% de los ciclomotores circula con sus conductores y pasajeros cubiertos con el casco protector. El resto, en distintos porcentajes, o lo usa parcialmente o, directamente, no lo lleva puesto.

Asimismo, se determinó que, entre los que usan casco, las mujeres están más comprometidas que los hombres y los adultos mayores cumplen más que los jóvenes.

En otro orden, se fijó que el 10,1% traslada menores de 0 a 15 años en las motos y que, de ese total, el 79,1% no lleva casco.

A la vez, el 61,3% de los conductores no usa luces al circular.

El 11,7% del total maneja distraído. Entre los principales factores que generan distracción están el llevar casco y no usarlo, el portar un objeto y el ir con el celular en la mano. Más atrás, aparecen el fumar y el ir con auriculares.

Contrariamente a lo que se podría pensar, se detectó que apenas el 7,3% de las motos no respeta el semáforo en rojo. Sin embargo, son muchos los que se adelantan y pasan en amarillo.

El estudio se realizó durante el mes de marzo pasado. En la oportunidad, se tomaron 1.672 vehículos y 2.293 ocupantes.

El mínimo de personas observadas por moto fue una y el máximo, cuatro. Así, la media de pasajeros por unidad quedó en 1,37.

Paralelamente, se determinó que el 2,3% de las motos lleva un pasajero delante del conductor, algo que está totalmente prohibido.

Observatorio Vial

La directora del Ente de Prevención Ciudadana, Cecilia Márquez, dijo a Puntal que los datos en cuestión fueron presentados ayer en la reunión que mantuvieron los integrantes del Observatorio Vial. En ese sentido, la funcionaria destacó el acompañamiento de la Nación en el proceso de medición y dijo que el objetivo de la herramienta pasa por tomar medidas que ayuden a definir políticas públicas para mejorar la circulación vehicular en Río Cuarto.

Por otro lado, Márquez manifestó que se está poniendo en marcha una nueva campaña de seguridad vial por medio de flyers que buscan generar conciencia sobre el uso del casco y el no consumo de alcohol al momento de conducir, entre otros ejes.

En simultáneo, la directora del ente recordó que están trabajando con talleres junto a estudiantes del nivel primario y con cursos sobre primera licencia con alumnos de sexto año de la secundaria.

“También volvimos a las vecinales con cursos y capacitaciones. Cada 15 días vamos a estar en un barrio diferente de la ciudad. Cada vez que salimos, la convocatoria es masiva”, agregó Márquez.

“El objetivo de todas las actividades que estamos proponiendo es llegar a fin de año con un diagnóstico sobre cuál es la situación actual de Río Cuarto en materia de siniestralidad y de infracciones de tránsito para definir acciones”, acotó.

Hordas de motos

Más adelante, Márquez se refirió a la polémica desatada por la presencia de hordas de motos durante los días domingo y admitió que hay preocupación.

“Fue uno de los temas abordados en el Observatorio Vial, ya que es una preocupación común de todas las instituciones que lo conformamos. Estamos trabajando en una intensificación de los controles en general, pero sobre las motos en particular”, subrayó.

“Durante la semana, los operativos de tránsito son abordados en conjunto con la Policía con una nueva modalidad que tiene que ver con la rotación. Es decir, estamos una hora en un determinado lugar y rotamos. Se trata de controles móviles, ya que son más efectivos, debido a que la información sobre los lugares en los que estamos circula rápidamente por grupos de WhatsApp. Después, tenemos controles permanentes a través de la Policía. Si los efectivos detectan motos que no cumplen con los requisitos para circular, nosotros vamos y las retiramos de la vía pública. El objetivo es ir retirando ese tipo de motocicletas para que el domingo no tengamos tanta cantidad (en las hordas)”, añadió.

Márquez dijo que también se están dando procedimientos de saturación, en los que se concentran todos los efectivos disponibles de tránsito y de la Policía en los puntos de la ciudad en los que habitualmente se juntan los motociclistas, con la idea de disuadirlos.

“La ciudad es muy grande y cuando saben que estamos en un lugar, se concentran en otro. Por eso, a través de la Policía y el monitoreo de cámaras, se van moviendo los agentes para evitar concentraciones numerosas. Aun así, entendemos que la problemática está, por lo que el Municipio tomó la decisión de acudir a la Justicia, ya que se entiende que el comportamiento de los conductores excede lo que es una infracción de tránsito”, concluyó la directora del Ente de Prevención Ciudadana.

Nicolás Cheetham. Redacción Puntal