Tranquera Abierta | Alberto Fernández | Liz Solari |

Granjas de cerdos: señales confusas del Gobierno alientan la polémica

El Presidente apareció en una foto con Liz Solari y una caja con la leyenda "No al acuerdo porcino con China". A las pocas horas el ministro Kulfas admitió que siguen las negociaciones y luego la embajada se reunió con capitales del gigante asiático para avanzar en las tratativas. Desde el sector aseguran que la prioridad es cuidar el medio ambiente.

Una foto del presidente Alberto Fernández junto a la modelo Liz Solari en un despacho de la Casa Rosada reavivó otra vez la polémica por la instalación de las granjas chinas en Argentina. Es que Solari es una activista vegana que le entregó al mandatario unas 500 mil firmas que rechazan la iniciativa y una caja que tenía la leyenda “No al acuerdo porcino con China”, que también fue parte de la foto.

Eso generó un cimbronazo en quienes estaban avanzando en las negociaciones que se sostienen a través de la Cancillería que conduce Felipe Solá. A las pocas horas, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, admitió que el proyecto sigue bajo análisis y las gestiones continúan. Y a las pocas horas fue la embajada en China la que emitió un parte relatando un encuentro con capitales chinos interesados en el proyecto.

Según se explicó, el Representante Especial para la Promoción del Comercio y de las Inversiones en China, Sabino Vaca Narvaja, mantuvo un encuentro con directivos de la empresa estatal China Animal Husbandry Group (CAHG), en la que ratificó la propuesta argentina de instalar granjas inteligentes de producción porcina en el país.

En declaraciones a Télam, Vaca Narvaja dijo que "nuestra propuesta promueve la instalación de granjas inteligentes, que son seguras, sostenibles y sustentables y no la instalación de megagranjas con más de 100 mil madres".

"Las granjas inteligentes son seguras y sustentables ya que la bioseguridad es un punto fundamental de su gestión, con el foco en la preservación, conservación y protección de los recursos naturales para el beneficio de las generaciones", agregó luego de la reunión que mantuvo con directivos de la empresa estatal China Animal Husbandry Group (CAHG), dedicada a la industria agrícola y ganadera.

El funcionario argentino visitó las oficinas de la empresa en la ciudad de Beijing, donde mantuvo un encuentro con el presidente de la firma, Xue Tingwu, y la mesa directiva de la compañía.

El objetivo del encuentro fue analizar diversos proyectos de inversión en producción porcina, que contemplan el cuidado del medio ambiente y que se enmarcan dentro de una estrategia integral, que requiere de la superación de falsas dicotomías, incluyendo a los pequeños y grandes productores, ofreciendo alternativas de pre-financiamiento de exportaciones para aquellos grandes productores que no evalúen asociarse con capitales chinos y joint-ventures con capitales chinos para aquellos productores que así lo requieran.

https://twitter.com/unionvegana/status/1338583618126569472

"Este proyecto estima importantes beneficios económicos para el país. Por un lado incrementa el ingreso de divisas, con exportaciones de mayor valor agregado, y por otro, genera puestos de trabajos con mayor calificación. En paralelo, aumentará el cultivo del maíz, lo que podría reducir la tendencia al monocultivo de la soja", dijo Vaca Narvaja.

"Igualmente, estas acciones se enmarcan dentro de una estrategia integral de cooperación estratégica entre ambos países, donde hay que aprovechar en las oportunidades que brinda el ingreso al Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura, la Iniciativa de la Franja y la Ruta y la internacionalización del renminbi (RMB)", agregó Vaca Narvaja.

La reunión del representante argentino en Beijing se suman a las declaraciones del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien aseguró que "sigue en pie" el desarrollo de granjas porcinas.

El ministro también enfatizó que la iniciativa se debe desarrollar en "óptimas condiciones ambientales".

Por su parte, Juan Luis Uccelli, especialista y asesor porcino, remarcó a Tranquera Abierta que “lamentablemente en este tema de las inversiones chinas en el sector porcino hubo un montón de gente que habló sin saber absolutamente nada y que además tiraron cifras alocadas que generaron la reacción lógica de los activistas ambientales y veganos. Porque se habló de pandemia, coronavirus a través del cerdo y otras cosas que no tienen nada que ver con la realidad”.

https://twitter.com/BuenDiaRio4/status/1339631154954186755

Y agregó: “Lo que se está desarrollando son proyectos de granjas inteligentes que se basan sobre tres ejes: seguridad y sanidad para mantener el status sanitario; la sostenibilidad del negocio, que sea rentable; y la sustentabilidad, garantizando el ambiente”, remarcó.