Río Cuarto | biblioteca | historia | libros

La "biblioteca tesoro" del Seminario, un espacio único para descubrir

El valioso contenido se divide en material histórico no religioso y libros teológicos. No hay otro lugar similar en el resto de la Diócesis. Es posible consultar los documentos que allí se guardan, aunque hay que fijar una cita previa

Desde hace unos 80 años, casi en simultáneo con la fundación del Seminario Mayor “Jesús Buen Pastor” (en 1943), la casa en la que se forman los sacerdotes tiene una interesante biblioteca que, por sus características, es única en todo el sur de la provincia de Córdoba. Sin embargo, muchos desconocen su existencia, pese a que puede ser visitada para consultar el material que se preserva con trabajo y pasión.

La Biblioteca Archivo “Monseñor Juan Bautista Fassi” cuenta con más de 15 mil libros especializados, fundamentalmente, en religión (teología, Biblia, moral, pastoral, historia de la Iglesia, catequesis, magisterio de la Iglesia, arte religioso, música sacra, etcétera).

La biblioteca alberga el archivo Fassi, con documentos clave sobre la historia regional y de la ciudad copilados por quien fuera cura e historiador.

También hay secciones de filosofía, psicología, educación, literatura, lenguas (latín, griego e italiano, entre otras), arte y música.

Al mismo tiempo, existe un apartado especial sobre historia, donde se destaca una importante colección de libros de historia universal, argentina y regional.

biix.jpg
Miles de títulos están al resguardo de la Biblioteca Archivo “Monseñor JuanBautista Fassi” del Seminario.

Miles de títulos están al resguardo de la Biblioteca Archivo “Monseñor JuanBautista Fassi” del Seminario.

La hemeroteca es otro lugar para descubrir. Allí se guardan más de 20 títulos de revistas europeas y argentinas con la actualidad sobre religión.

Y, como si fuera poco, está el Archivo Fassi, una colección organizada de documentos originales sobre la historia de la región y Río Cuarto.

La anfitriona

Silvia Niebylski es desde hace más de 30 años la anfitriona de la biblioteca. En diálogo con Puntal, la bibliotecóloga destacó el valor de la institución y brindó algunos detalles sobre el contenido.

“Podemos decir que la biblioteca se divide en dos grandes partes: la histórica no religiosa y la teológica. Dentro de la histórica, tenemos la colección de Fassi, quien era sacerdote e historiador (falleció en 1951). Fassi hizo grandes aportes a la historia de la región. Todos los años publicaba la revista ‘El Heraldo de Reducción’. Aquí tenemos la colección de libros y documentos que son producto de su trabajo histórico. Asimismo, contamos con lo que denominamos ‘Biblioteca Tesoro’, compuesta por libros escritos en francés, italiano y latín. Se trata de los libros que antiguamente usaban los seminaristas para estudiar. Hay libros del 1800 en adelante. Asimismo, contamos con un ejemplar del año 1581. Me refiero a ‘La vida de Cristo’, de Ludolfo de Sajonia, el libro con el que se formó San Ignacio, formador de los jesuitas. También contamos con la transcripción de documentos del archivo de Sevilla (España), donde se guardan documentos relacionados a la conquista. Fassi viajó a Sevilla y contrató a una persona para que copie esos documentos que después fueron enviados en barco. Hay mucho material antiguo, pero también nuevo”, detalló Niebylski.

Hay libros de 1800 en adelante. Se destaca uno que data del año 1581. También hay material actual para cubrir todas las demandas.

“En la biblioteca hay un diálogo permanente entre la antigüedad y la actualidad, en todas las secciones. Por el tema de la pandemia, muchos se pasaron a lo digital. Hoy, con la vuelta a normalidad, conviven los dos recursos, el digital y el libro de papel”, agregó.

-¿Es de acceso público la biblioteca?

-Es de acceso público, pero restringido. Desde que participamos en la Feria del Libro la gente ha empezado a conocer la biblioteca. Tenemos visitas guiadas y trabajamos mucho con la Universidad. Para visitar la biblioteca es necesario llamar y pactar una cita. Se puede consultar el material, aunque no hacemos préstamos (sí hay servicio de fotocopiadora). Tampoco se puede ingresar con bolsos. Debemos tomar recaudos porque hemos sufrido el robo de algunos documentos. La biblioteca y el archivo forman parte de un bien cultural de la Iglesia, eso significa que es para todos. No debemos olvidar que es la única biblioteca teológica de la Diócesis de Río Cuarto.

biblioteca10.jpg
El libro “La vida de Cristo” data de 1581. Es una verdadera reliquia.

El libro “La vida de Cristo” data de 1581. Es una verdadera reliquia.

Por su parte, el padre Carlos Forcato, uno de los formadores del Seminario, invitó a la comunidad a conocer la biblioteca y valoró el material que allí se custodia.

El Seminario Mayor “Jesús Buen Pastor” se fundó en 1943. La biblioteca empezó a funcionar casi en simultáneo, por lo que está por llegar a sus 80 años de vida.

“La biblioteca está abierta a cualquier persona que quiera acceder al rico material que tenemos en teología, filosofía, cultura e historia. No es sólo para seminaristas. De hecho, siempre hubo acuerdos con el Departamento de Historia de la UNRC para que los estudiantes puedan visitarla y consultar el material. Lo que tenemos sirve para las personas de las parroquias y los más ligados a la religión, pero también para los que están interesados en la filosofía. El diálogo entre la teología y la filosofía es muy fuerte, más allá de que la persona sea creyente o no. Muchos teólogos han basado su teología en los grandes sistemas filosóficos”, consideró Forcato.

Finalmente, cabe decir que actualmente son 24 los seminaristas que se están formando para ser sacerdotes en el Seminario. Ellos pertenecen a varias diócesis: Río Cuarto, Villa María, San Francisco, Cruz del Eje, La Pampa, San Rafael y de la Patagonia (vienen a cursar el primer año).

Datos

La Biblioteca Archivo “Monseñor Juan Bautista Fassi” que funciona en el Seminario (camino a Las Higueras) atiende al público los días martes, miércoles y jueves de 8 a 12 horas (con cita previa).

Para acordar un turno, los interesados deben comunicarse al 358 5621547.

Nicolás Cheetham. Redacción Puntal