Tranquera Abierta | Bolsa de Comercio de Rosario | Soja | Brasil

Soja: una campaña con varios récords negativos

Tendrá la producción más baja de los últimos 23 años y las exportaciones se ubicarán por debajo de las de Brasil, lo que no pasaba desde 1997

La producción de granos en Argentina durante esta campaña ya se inscribe como una de las peores del Siglo, pero en particular la de soja promete resultados catastróficos de acuerdo a las estimaciones primero y a lo que están recolectando las cosechadoras que entran a los lotes, después.

Especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señalan que hay que remontarse a la campaña 1999/2000 para encontrar cifras más bajas para la soja. Como consecuencia, Argentina cedería su posición dominante en el mercado de harina de esa oleaginosa.

Por efecto de la sequía, la soja -principal cultivo del país- registrará su menor producción en 23 años. Los 25 millones de toneladas que se esperan producir en la campaña representan una caída del 40% en relación con el ciclo pasado, y la mitad del promedio de la última década, según cálculos realizados por la entidad rosarina. Como consecuencia, las exportaciones del complejo sojero se reducirían un 30%, estimándose las pérdidas en torno a los US$ 7.300 millones.

Las conclusiones surgen de los últimos informes de la Dirección de Informes y Estudios Económicos de la BCR, en los que también se destaca que, tras 25 años de liderazgo, Argentina cedería su posición dominante en el mercado de harina de soja.

Remarcan los documentos técnicos que desde la década del ‘90 la soja venía siendo el principal grano en la producción nacional, pero que en los últimos años fue destronada del primer puesto, observándose una progresiva caída en el área destinada al cultivo, siendo sustituido principalmente por el maíz.

En cuanto a la superficie, en la actual campaña, se estima que se sembraron 16 millones de hectáreas de soja. Si bien se mantiene como el principal cultivo en área sembrada en el país, viene mostrando una caída ininterrumpida en las últimas 7 campañas desde el récord de las 20,3 millones de hectáreas que se sembraron en la 2014/15. El área destinada al cultivo en la 2022/23 representa la menor área sembrada con la oleaginosa desde la 2005/06.

Impacto económico

En el último año, el complejo sojero generó exportaciones por un total de US$ 24.868 millones de dólares, lo que marcó un récord absoluto en valor exportado para el mismo. En 2023, producto de la fuerte caída en la producción, se espera un severo ajuste en las exportaciones del complejo. En total, según las estimaciones de la BCR, las exportaciones del complejo soja podrían ubicarse en torno a los u$s 17.568 millones de dólares, lo que significaría una caída del 30% en relación con 2022, rondando los u$s 7.300 millones de dólares.

Pérdida de liderazgo mundial

Otra de las aristas negativas de la seca es la pérdida de participación en los mercados de aceite y harina de soja a nivel global. En este sentido, se advierte que Argentina perdería su posición cómo primer exportador mundial de harina de soja en la campaña 2022/23, su principal mercado de exportación y uno de los pocos nichos que el país domina en las cadenas globales de suministro.

Según las estimaciones de los equipos técnicos, Argentina estaría exportando cerca de 20 millones de toneladas en la campaña 2022/23, un 29% del comercio global, ubicándose por debajo de Brasil por primera vez desde la campaña 1997/8.