Río Cuarto | Bomberos | seguridad | siniestros

Proponen crear una infraestructura básica para actuar ante siniestros

Bomberos Voluntarios tiene un plan integral para mejorar la respuesta frente a incendios, accidentes y otros eventos. Con el Municipio, avanzan en la primera etapa: la instalación de bocas de agua en los edificios de altura

Desde la Asociación de Bomberos Voluntarios, impulsan un plan integral para mejorar la infraestructura de la ciudad como soporte para las intervenciones ante siniestros. Junto con funcionarios de la Municipalidad, comenzaron a dialogar sobre lo que sería la primera etapa de la propuesta: la instalación de bocas de agua en todos los edificios de más de 4 pisos.

La idea general abarca varios aspectos más, como por ejemplo la creación de “vías rápidas”, que permitan el paso en velocidad de los autobombas, ambulancias y la Policía.

Para eso, tal y como señala el presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios, Darío Monetti, se deberían modificar algunas ordenanzas vigentes y crear otras.

“Hay una tarea que ha sido sistemáticamente ignorada por los gobiernos: la prevención, en la que el trabajo de los bomberos es imprescindible. En ese sentido, con las autoridades de la Municipalidad de Río Cuarto y con la confección de un proyecto de control y cañería seca, hemos comenzado a transitar ese camino”, indicó Monetti, que el jueves último se reunió con el jefe de Gabinete municipal, Julián Oberti.

Para 2021, Bomberos tiene previsto un gasto de 35 millones de pesos. Pero recibirá del Municipio, la Provincia y Nación un total de 23 millones.

“Lo que nosotros llamamos cañería seca es un sistema con el que debería contar todo edificio mayor a 4 pisos y que consiste en una serie de bocas que permiten instalar una autobomba en la planta baja y otras similares en cada uno de los pisos del edificio, con el fin de abastecer de agua a los bomberos”, agregó.

Quieren otro mecanismo de habilitaciones

En la actualidad, en casos de incendio o de otro tipo de siniestro, los oficiales de Bomberos se ven obligados a trasladar mangueras de gran peso, desperdiciando un tiempo vital que podría ahorrarse.

Otro de los puntos clave del plan de Bomberos es modificar el esquema de evaluación de riesgo para locales comerciales, depósitos, talleres y otros. La idea es que se pueda prever mejor la respuesta ante evetuales siniestros.

“Es imprescindible la habilitación de los negocios por actividad y no por la característica del inmueble que los contiene. Un salón es un salón, pero las medidas de seguridad no son las mismas si allí se instala una verdulería o una venta de aceite y combustible”, agregó Monetti.

Vías rápidas

Por otra parte, los bomberos plantean que hay que desarrollar vías de prioridad para autobombas, la Policía y ambulancias. También contempla que, en todo proyecto de construcción, debe existir un acceso a los servicios de seguridad que permita una rápida intervención sin obstáculos.

“Lo que empezamos a trabajar con el Municipio es solamente un comienzo que la disputa entre los recursos escasos y las necesidades han ido demorando. Creemos que ya es el tiempo de asociarnos y colaborar entre todos para mejorar la seguridad”, expresó el dirigente bomberil.

Y agregó: “Que no haya vías de prioridad, corredores sanitarios y de emergencias es un problema. Por ejemplo, en la avenida Marcelo T. de Alvear, no existe ninguna indicación para que el automovilista sepa qué hacer si escucha la sirena de Bomberos, de la Policía o de una ambulancia. Para eso, haría falta señalética de vía pública, para que quede claro cómo deben actuar. Allí, la vía rápida debería ser el carril del medio”.

“Pensar a largo plazo”

Monetti explicó que estas propuestas forman parte de un proyecto que desde Bomberos impulsan para el largo plazo. En el mismo sentido, sostuvo que la entidad debe ocuparse de la planificación, prevención y de establecer mejoras en la seguridad general de la ciudad.

“Tenemos que pensar a largo plazo y no estar preocupados para ver cómo pagar el gasoil. Río Cuarto es una ciudad grande, con edificios de altura y plantas fabriles importantes, que nos exigen incorporar el equipamiento necesario para casos de siniestros”, precisó.

En otro orden de cosas, el presidente de Bomberos insistió en que el Equipo Técnico de Acción ante Catástrofes (Etac), creado recientemente por el gobierno provincial, plantea problemas operativos.

“Por caso, van a destinar más dinero a los destacamentos que van a hacer cerca de las sierras, pero surgen eventos, como por ejemplo el de la inundación de Marcos Juárez, y no tiene sentido que piensen en que participe alguna brigada del Etac de Achiras o de Embalse”, declaró Monetti.

En contrapartida, recalcó: “Hay que dotar a los bomberos de cada lugar para que ellos mismos puedan actuar sobre esas problemáticas porque, además, para conformar las brigadas se van a llevar los mejores bomberos de cada cuartel, con lo cual seguramente vamos a quedar diezmados”.

Finalmente, y en otro plano, indicó que para este año tienen presupuestado un gasto de 35 millones de pesos. En tanto, recibirán de la Provincia 700 mil pesos y de Nación, 2,3 millones de pesos. “Esa diferencia entre el presupuesto y lo que vamos a recibir no llegaríamos a cubrirla con el aporte de nuestros socios”, dijo.