Tranquera Abierta | Carne | Gobierno | Gabriel De Raedemaeker

Carne: aseguran que se avanza con un acuerdo, los productores lo desconocen

El Gobierno negocia con los grandes frigoríficos y crece el malestar en las entidades del campo, que no descartan extender el paro en la venta de hacienda

“Si nos llaman con la idea de que el costo lo asuma la industria o el Gobierno con baja de impuestos, nos sumaremos a conversar para encontrar soluciones. Pero si el acuerdo es de espalda a los productores y a cuenta de los productores, veo difícil una salida al conflicto”, explicó anoche el vicepresidente de CRA, Gabriel De Raedemaeker a Tranquera Abierta, al analizar los trascendidos sobre acercamientos entre el Gobierno nacional y los grandes frigoríficos expotadores nucleados en ABC. La información sugería que la industria estaba dispuesta a volcar más toneladas de carne a precio rebajado al mercado interno a cambio de que se reabran las exportaciones, suspendidas por 30 días por el Gobierno.

Lo cierto es que esta medianoche la protesta, que surgió como reacción al cierre de exportaciones, llegará a su final y la duda es qué pasará luego. Hay en ese sentido un par de mociones dentro de la mesa de enlace apuntaladas por los productores, entidades y diferentes ramas de actividad. En ese universo, algunos pretenden levantar la protesta a partir del primer minuto de este sábado y esperar alguna respuesta del Gobierno. Caso contrario, lanzar una segunda actividad de reclamo que incluso podría incluir a otras ramas, además de la cadena cárnica. Se habló en los últimos días de paralizar la comercialización de granos, por ejemplo.

Pero hay otra opción bajo análisis: extender la actual medida de fuerza hasta el miércoles 2 inclusive. Eso tendría el acompañamiento de al menos dos entidades de las cuatro de la mesa de enlace.

Mientras siguen llegando las propuestas desde las entidades de base, la Mesa de Enlace confirmó que hoy antes del mediodía se reunirán los cuatro presidentes para evaluar la marcha de las acciones y plantear cómo seguir.

Lo cierto es que la Casa Rosada mantiene la línea abierta con los grandes frigoríficos, y como viene ocurriendo en distintos temas de la agenda productiva, no dialoga con los produtores de base. En ese sentido, ayer se conoció que la idea es ampliar el cupo de toneladas para el mercado interno que actualmente alcanza las 8 mil toneladas y llevarlas a 13 mil. A partir de allí, una de las discusiones es sobre el modo de distribución y logística que tendrá ese volumen de carne. Si se concentrará fuertemente en Buenos Aires y el Conurbano o si llegará a las bocas de expendio de las distintas provincias y municipios; una operación nada simple de realizar.

Lo cierto es que la intención del Gobierno es que se vuelque un mayor volumen de carne en el mercado interno con el objeto de ampliar la oferta y así intentar descomprimir los precios que subieron fuerte en el último año. Desde las entidades del agro advirtieron que eso podría ser un problema en el mediano y largo plazo, similar a la segunda mitad de la década pasada.